jueves 30 de mayo, 2024
  • 8 am

Gustavo Zubía, Precandidato del Partido Colorado “Lacalle Pou tiene miedo electoral de apretarle las clavijas a los delincuentes y eso puede costar caro”

Por Julio Aguirrezábal
La campaña electoral rumbo a junio va tomando fuerza y eso hace que los distintos precandidatos de los diversos sectores políticos realicen sus tradicionales giras por todo el país en busca de dar a conocer sus ideas y planteos y al mismo tiempo recoger inquietudes de la ciudadanía. En esa actividad está el diputado y precandidato colorado Gustavo Zubía, quién llegó a Salto para realizar reuniones y actividades junto a su referente local el Dr. Pablo Vela. Zubía ha sido crítico de la gestión del Gobierno Nacional fundamentalmente en el tema seguridad en virtud a su experiencia como Fiscal que lo ha llevado a tener conocimiento en la temática. Para el precandidato el Presidente Lacalle Pou ha sido “muy tibio” en este tema, porque tiene consecuencias electorales, pero la ciudadanía reclama se adopten medidas.
——————————————————–
-¿Cómo lo lleva la campaña?
-Bien. No está todavía muy pesado el ambiente como suponía previamente, pero voy enfrentando un poco inconscientemente los temas que van surgiendo. Es decir, no visualizo a largo plazo los problemas que se pueden venir, a medida que aparecen los enfrento. Eso me amortigua el golpe psicológico que constituye pensar en el volumen enorme que es el peso de una campaña de esta naturaleza.
-Si bien es precandidato a la Presidencia de la República, no ha manejado aún muchos temas, más bien ha sido monotemático con el tema seguridad.
-Sí. Soy como los médicos, hay un médico especialista y otro de medicina general. El de medicina general deriva determinados temas al especialista que es quién en definitiva puede descubrir y combatir el problema a fondo. El tema seguridad hoy implica un 44 % de preocupación ciudadana, menos que en el 2019 que llegó a ser un 65 %. Ganamos por el tema seguridad, pero podemos perder por el tema seguridad. Yo todavía me pregunto cómo no hay una consciencia de la enorme crisis que tenemos en seguridad, crisis que aumentó, porque no hay conceptos. Acaba de decir el Frente Amplio que su mecánica va a ser “desprisionizar”. Por otro lado el equipo de Robert Silva dice que su mecánica va a ser cambiar armas de fuego por bienes de valor. ¡¿Cómo podemos decir esas bestialidades?! No hay ideas claras en cuál es el mecanismo a utilizar en este tema.
-Hablando de mecanismos, ¿Hay algún mecanismo que traiga solución?
-Si…
-…Tabaré Vázquez dijo que iba a bajar un 30 % las rapiñas y no solo no las bajó sino que subieron. Lacalle Pou dijo que tenía la solución para combatir los delitos y seguimos esperando.
-No estoy de acuerdo. La situación mejoró, pero aún estamos muy complicados. Los delitos han bajado en parte real y en parte ficta. La parte real ha sido por el empuje que le dio en su momento Jorge Larrañaga en el descenso de los delitos, la parte ficta lamentablemente no tengo elementos para evaluarla, pero hay un descenso en las denuncias, que va de la mano de un clima general muy complejo. Es decir, después que a la gente la roban, le roban y le roban y no tiene respuestas, deja de denunciar. Se mejoró notoriamente con respecto al período del Frente Amplio, pero aún falta muchísimo.
-¿Por tanto se puede mejorar más?
-Sí, se puede
-¿Y por qué no lo hace el Gobierno?
-Porque tiene miedo. El Presidente tiene miedo político. Actuar como yo vengo planteando en forma represiva y en serio puede mejorar la situación en un tiempo que quizás no se cree. En la dictadura –y eso lo sé porque mi padre fue militar en ese período- había información de los centros clandestinos que operaban en Montevideo y muchas veces no se actuaba. Cuando los militares asumen, toda esa información comenzó a ser operativa y el movimiento de los Tupamaros cayó en un período de 6 meses. Es decir que actualmente hay mucha información, pero no se opera porque estamos en un Estado de derecho a contrapelo, donde las operaciones judiciales están en profunda contradicción con la real operatividad que podría llevar la Policía. El proyecto de triunvirato de la Fiscalía lo presenté en el 2020 y el Presidente de la República no me ha dado pelota. No es un proyecto completo, pero estamos trabados y es necesario aplicarlo, porque no está el Fiscal de Corte y el suplente tampoco, es decir está al frente el suplente del suplente y el Presidente no ha querido activar mecanismos de conversación para solucionar esta situación.
-¿Eso le podría costar la elección?
-Él calcula que no. Creo que el Presidente hizo sus cálculos con sus asesores, que tienen su materia gris en exhibición y que le han dicho que siga por otros carriles y no enfrente el delito en serio, porque eso significa costos humanos. Si bien es difícil separar lo político con lo operacional, considero que en el Ministerio del Interior lo operacional debe ser al menos un 60 %. Hoy hay un temor electoral de apretar las clavijas, porque a la oposición se le daría un elemento básico para hacer oposición y toda actividad represiva tiene peligro de excesos, siempre. No hay actividad represiva perfecta. Yo como Fiscal anduve a las trompadas con los delincuentes. No existe represión sin exceso porque además se trabaja con Policías que son personas, que tienen un determinado tipo de salarios y por tanto en una actividad de represión es inevitable que haya excesos. Eso es lo que se calcula para no querer actuar.
-¿Por tanto lo que está primando es el efecto colateral político?
-Exacto. Porque si usted quiere defender su patrimonio no tiene más remedio que hacer uso de la legítima defensa y siempre que la use corre el riesgo de que algún Juez interprete que hubo excesos. Hay un cálculo electoral errado y la gente pide a gritos que haya una señal de parte del Gobierno. Nosotros creemos que el delito da placer al delincuente, porque estamos hablando de delitos de clase media y alta que son hiperabundantes y no tallan en general en las estadísticas.
-¿Lacalle Pou mintió cuando dijo que iba a solucionar el tema seguridad?
-No, no mintió, porque mejoró. Él dijo que iba a mejorar la seguridad, el problema es que podría tomar una decisión más certera para llevar esto a fondo y no ha querido llevarlo a fondo. Mejoró sustancialmente con Jorge Larrañaga en el Ministerio del Interior, cayó con Heber y continúa la caída ahora con Martinelli que intenta algo mejor, pero él no dirige el circo, el circo lo dirige Lacalle que está mucho más en todo lo que sucede de lo que Ud. pueda suponer. Su imagen en moto y con el pelo suelto, abrazando chiquilines no es la verdadera, algunos lo catalogan de liviano, nada de eso, porque es un Presidente que tiene presencia en todos lados, está en todo.
—————————————————
“Mi aspiración es llegar al Senado
para poder impulsar proyectos de ley”
—————————————————

-A nivel local, algún dirigente me ha dicho que en los barrios preguntan mucho por usted y no tanto por otros, ¿Qué opina?
-Me sorprende, porque hasta este momento en la campaña voy gastando solo 20 mil pesos. Mi aspiración está en el Senado y me tengo confianza para discutir e impulsar con más fuerza mis proyectos de ley. He presentado 15 proyectos y no me dan pelota. Para eso hay que busca padrinos, que es un tema muy complejo.
-Ud. es pre candidato a la presidencia, no puede darme esa respuesta, ¿Quiere decir que si gana la interna es un problema para Ud.?
-Sí. Sería un problema ganar la interna, porque me miro al espejo y veo que tengo 70 años y además en política se necesita una preparación santa y muchas veces non santa que no alcanza solo con la madurez y experiencia, sino de otras condiciones…
-…Saber mentir.
-… Exacto
-¿Por tanto me está diciendo que los políticos son mentirosos?
-No todos. Yo no miento. En un 95 % no miento y un 5 % miento, pero son mentiras de oportunidad y no de sustancialidad. La poca actividad política con 40 mil votos dentro del partido y las pocas promesas que hice me dejan la conciencia tranquila.
-¿Y qué promete a sus militantes?
-Y hay que llenar cargos, tener gente dispuesta y elegir lo mejores y los más fiables. No siempre uno puede hacer una evaluación objetiva de las condiciones para determinados lugares. Hoy tenemos cargos interesantes que fue lo que la coalición nos cedió con mucha tacañería por parte del Partido Nacional y la gente que tengo ubicada cumplen y me consultan cuando tienen algún tema que resolver.
-¿Qué opinión tiene del planteo de la diputada Micaela Melgar sobre el “negacionismo del terrorismo de Estado”?
-Es una barbaridad. Es pretender controlar la mente -y no es nuevo-, fíjese que salimos de la dictadura y bregamos por los derechos humanos y ahora queremos volver a lo mismo. Una barbaridad por donde se lo mire y la salí a criticar en mi cuenta de X, porque lo considero aberrante y de una filosofía totalitaria.
-¿Qué opina del nuevo Orden Mundial?
-Creo que los mecanismos de control son cada vez más eficientes. Yo estoy cansado de ir al banco y hacer los trámites que debería hacerlo un funcionario, pero lo ponen a usted frente a una máquina. Por tanto cada vez tenemos un control más imperativo y más exhaustivo sobre nuestras vidas. Creo –intuitivamente- que vivimos en un mundo cada vez más controlado.