miércoles 29 de mayo, 2024
  • 8 am

INAU: funcionario denuncia la compleja realidad laboral de trabajadores en Salto

Por Andrés Torterola
Una fuente de información vinculada al Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), en conversación con CAMBIO, señaló la difícil situación que atraviesan los trabajadores del instituto. A pesar de las expectativas de mejora después de la asunción de la Maestra Carolina Meirelles como directora, y luego de su renuncia, los empleados continúan enfrentando situaciones problemáticas, sin poder denunciar por temor a represalias.
FONDOS PÚBLICOS
El funcionario explicó que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) establecen convenios con el INAU para implementar diversos programas, como los Centros de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF), clubes de niños, centros juveniles y hogares para personas con discapacidad. De la asignación proporcionada por el INAU, estas OSC deben cubrir los salarios, aguinaldos, salarios vacacionales de los trabajadores, quienes no son funcionarios públicos. La administración de estos fondos es responsabilidad de las OSC, y deben rendir cuentas detalladas al INAU, ya que se trata de fondos públicos. Al asumir las nuevas autoridades, se llevó a cabo una revisión y redistribución de los recursos humanos, lo que resultó en una escasez de personal para llevar a cabo los controles sobre las OSC. Esto ha generado problemas de supervisión en algunos CAIF, incluso llegando a denuncias penales en algunos casos.
DUALIDAD DE ROLES
En la actualidad, Ingrid González ocupa el cargo de directora departamental del INAU, habiendo desempeñado anteriormente funciones como directora administrativa. Cabe destacar que también ejerce como presidenta de la mesa sindical de SUINAU. Este hecho ha generado una situación de incertidumbre entre los empleados, ya que en casos de conflicto laboral no cuentan con una instancia imparcial a la cual acudir, dado que la directora González se encuentra en una posición de dualidad de roles.
SIN RESPUESTAS
Además, se ha observado un aumento en las fugas de adolescentes en algunos hogares. Aunque estos centros son de puertas abiertas y los jóvenes cuentan con autorización para salir, en muchos casos no regresan en el horario establecido. Cabe acotar que CAMBIO se comunicó con la directora departamental de INAU para conocer su posición sobre la situación del instituto sin tener devolución de llamada prometido por la jerarca.