domingo 26 de mayo, 2024
  • 8 am

Reformas y resistencia ante las transformaciones educativas en Uruguay: critican recortes realizados

Por Andrés Torterola
El XIII Congreso de la Asociación de Funcionarios de la Universidad del Trabajo del Uruguay (AFUTU) ha sido un hito importante para la organización sindical. En una entrevista exclusiva con Ana Borges, presidente de AFUTU, se destacaron varios puntos claves. En primer lugar, Borges subrayó la singularidad de AFUTU como un sindicato nacional. Ésta característica resalta la importancia y el alcance de las decisiones tomadas en el congreso. El encuentro, que comenzó en Piriápolis, experimentó un revés debido a la falta de quórum, lo que llevó a su continuación en Salto. A pesar de este contratiempo, la reunión en Salto fue significativa, con la participación de 150 miembros.
MODIFICAR ESTATUTOS
Uno de los aspectos destacados del congreso fue la decisión de modificar los estatutos de AFUTU. Éstos datan de 1983, y si bien fueron adecuados para ese momento histórico, Borges enfatizó que el contexto político y social actual demanda una revisión exhaustiva de los mismos. La presidente indicó que algunos de los artículos son obsoletos y requieren actualización para reflejar las realidades actuales. La propuesta de discutir los estatutos artículo por artículo muestra un enfoque serio hacia la reforma y la modernización de AFUTU. Este proceso de revisión y modificación es fundamental para garantizar que el sindicato siga siendo relevante y efectivo en el panorama laboral contemporáneo.
TRANSFORMACIÓN EDUCATIVA NEFASTA
Dijo que las preocupaciones de los trabajadores de UTU son prácticamente las mismas en todo el territorio nacional y que en este momento se encuentran soportando una transformación educativa nefasta. Ésta transformación ha generado un gran recorte presupuestal que básicamente ha socavado el concepto mismo del técnico de la UTU, siendo que la institución es defensora de los oficios que allí se llevan adelante. Aseguró que la Universidad del Trabajo del Uruguay tiene una historia que ha proporcionado a miles de trabajadores un oficio, y con esta transformación se está perdiendo esa especificidad. Por ese motivo, los trabajadores se han manifestado en contra desde el comienzo, y lamentablemente han sido ignorados en todas las formas posibles. No se ha escuchado a los trabajadores, quienes son minoría, carecen de autonomía, y resulta molesto que no se les dé la posibilidad de tener espacios de negociación.
ADAPTACIÓN Y FORTALECIMIENTO
Borges admitió que se reúnen con las autoridades, pero no para negociar, ya que el Director de UTU, Juan Pereira, lamentablemente no está dispuesto a negociar. «Nosotros vamos a escuchar resoluciones, no a debatir», afirmó. Sin embargo, se ha agendado una reunión con autoridades de CODICEN para que escuchen los planteos y eventualmente negociar las reivindicaciones. Concluyó que el XIII Congreso de AFUTU representa un paso importante hacia la adaptación y el fortalecimiento de esta organización sindical en el Uruguay actual.