domingo 26 de mayo, 2024
  • 8 am

Centro Regional de Profesores del Litoral sede Salto y su mirada hacia una educación inclusiva y adaptativa

Por Andrés Torterola
El Director del Centro Regional de Profesores del Litoral sede Salto (CERP), Profesor Mario Sosa, compartió en una entrevista con CAMBIO detalles sobre la situación actual de la institución. Aproximadamente, hay unos 200 docentes, aunque aún se están llevando a cabo elecciones de horas y llamados abreviados. Sosa explicó que el centro opera en modalidades presenciales y semipresenciales, resaltando la organización de cuatro encuentros regionales anuales. Además, informó sobre la situación de algunos docentes que se encuentran fuera del país, impartiendo clases de forma virtual mientras realizan maestrías y doctorados en España y Brasil, contando con la acreditación correspondiente.
PRESENCIAL Y SEMIPRESENCIAL
En ocasiones, estos docentes viajan a Uruguay para impartir clases y luego regresan al exterior. Con alrededor de 2500 alumnos, la institución debe funcionar con referentes. En la actualidad, en bedelía, hay personal encargado de la gestión administrativa, así como funcionarios que atienden al profesorado y alumnado tanto en modalidad presencial como semipresencial. En esta última modalidad, se trabaja con horas de apoyo, siendo necesario contar con docentes dedicados a la ubicación de los estudiantes en los centros de educación secundaria. Además, es fundamental la presencia de un docente tutor.
DESAFÍOS ADICIONALES
Sosa, al abordar las diferencias entre el estudiante de cuarto año de profesorado y el estudiante de magisterio, resalta una distinción fundamental: mientras que el estudiante de magisterio suele contar con la constante compañía de un maestro a lo largo de su formación, el estudiante de cuarto año del Centro Regional de Profesores (CERP) asume la responsabilidad de liderar grupos bajo la tutela del profesor de didáctica. El contexto actual presenta desafíos adicionales, con grupos de hasta 19 estudiantes que participan en modalidades semipresenciales, requiere que el docente de didáctica se desplace a diversos departamentos del Uruguay. El CERP, al ser un espacio que acoge a estudiantes de toda la región, enfrenta la peculiaridad de que no todos los centros cuentan con todas las carreras. Esto significa que algunos estudiantes, radicados en lugares como Rivera, deben trasladarse al CERP en Salto para completar su formación.
VISIÓN INCLUSIVA Y ADAPTATIVA
En cuanto al nivel intelectual de los estudiantes, Sosa reconoce que, si bien no todos poseen una formación excelente, tampoco se puede tildar de mala. La diversidad es la norma: desde estudiantes con habilidades excepcionales hasta aquellos que están en pleno desarrollo. Es en esta variedad donde radica el enfoque pedagógico, buscando abarcar todos los sectores. Se ha abandonado la concepción de una educación uniforme para todos, adoptando en su lugar una visión más inclusiva y adaptativa. Conscientes de que están formando futuros docentes, se trabaja fuertemente para garantizar que se aborden todas las necesidades y potencialidades individuales, concluyó.