viernes 24 de mayo, 2024
  • 8 am

Situación del comercio en Concordia es “muy compleja” según calificó el Centro de Comercio que exige medidas

Por Andrés Torterola
La época de bonanza económica para el comercio argentino, impulsada por la ventaja del tipo de cambio y los precios más bajos en comparación con los productos uruguayos, es ahora parte del pasado. Las aglomeraciones en el puente han desaparecido y la fuga de capitales hacia el país vecino ya no es una preocupación. Esta transformación marca un nuevo capítulo en la dinámica económica regional, donde las condiciones se han equilibrado.
RETIROS VOLUNTARIOS
En una conversación con el Presidente del Centro de Comercio de Concordia, Adrián Lampazzi expresó a CAMBIO que, según lo publicado en varios medios, se ha conocido que uno de los supermercados más importantes de Argentina está impulsando programas de retiro voluntario, y se ha informado sobre posibles despidos debido a la disminución en las ventas. Sin embargo, destacó que no toda la responsabilidad recae en la reducción de clientes uruguayos que antes cruzaban la frontera para realizar sus compras.
DIFICULTADES PARA MANTENER A EMPLEADOS
Señaló que la difícil coyuntura económica abarca problemas propios de la economía argentina. En el ámbito local, se ha observado un notable aumento en los costos de servicios como la electricidad, que ha crecido desproporcionadamente sin estar acompañado por un incremento equivalente en las ventas de los establecimientos comerciales. Esto ha llevado a muchos negocios a enfrentar dificultades para mantener su plantilla de empleados. El Presidente subrayó que están a la espera de conocer cómo evolucionará la situación económica en Argentina. Aunque se mostró optimista respecto a una eventual mejora, también reconoció la complejidad de la situación actual. La incertidumbre prevalece en cuanto a cómo se desarrollarán los acontecimientos, pero se mantiene la esperanza de que se puedan implementar medidas que impulsen la reactivación económica y mitiguen las dificultades que atraviesan muchos sectores comerciales.
PÉRDIDA DE PODER ADQUISITIVO
Richard, un ciudadano salteño, decidió aprovechar los precios bajos de los alquileres y el costo económico de la canasta básica y los servicios. Junto con su esposa, optaron por alquilar una casa en Concordia y mudarse allí. Sin embargo, en una conversación con CAMBIO, expresó su preocupación por el aumento significativo en los costos de vida. En particular, mencionó que la factura de luz pasó de doce mil pesos a cincuenta mil pesos argentinos, lo que representa un aumento del 500% aproximadamente. Este incremento drástico ha impactado seriamente en su presupuesto familiar. Además, señaló que los uruguayos que viven en Argentina y cobran sus salarios en Uruguay han experimentado una pérdida del 60% en su poder adquisitivo. «Antes, podía vivir cómodamente con $15.000, pero ahora necesito al menos $40.000 para mantener el mismo nivel de vida en Concordia», concluyó Richard, evidenciando el desafío económico al que se enfrentan muchos ciudadanos en la región.