miércoles 29 de mayo, 2024
  • 8 am

El clima marcá la tónica de los negocios en el gordo

La industria cárnica uruguaya ha comenzado a adquirir ganado en preparación para el cierre de la ventana de cuota 481, y esto ha dado lugar a un repunte en los precios que no se habían visto desde principios de semana. Este aumento en la demanda se enfrenta a una oferta notablemente baja en el mercado, según coinciden múltiples fuentes consultadas.
Negociaciones recientes han cerrado tratos por novillos especiales a un rango de US$ 3,70-3,75 por kilogramo de carne en canal, distanciándose significativamente de los US$ 3,45-3,50 que ofrecían algunas industrias a principios de la semana. En el caso de las vaquillonas, la demanda se mantiene sólida, especialmente para el abasto, con acuerdos cerrados por encima de los US$ 3,60. Asimismo, en el caso de las vacas, aquellas de mayor peso han vuelto a alcanzar los US$ 3,40.
Las transacciones para el ingreso de animales a las plantas de faena están siendo ágiles, con plazos de entrega que no superan los 5-7 días luego de concretado el negocio.
A pesar de que las condiciones del mercado internacional no muestran mejoras —con la continua presión a la baja por parte de China y la disminución de los picos alcanzados por Estados Unidos hace unas semanas— varios factores locales están contribuyendo al aumento de los precios.
Con el cierre de la ventana de cuota, los frigoríficos se ven obligados a adquirir animales de pastoreo para completar sus faenas. Todas las fuentes coinciden en que la oferta actual es muy limitada. En el caso de los novillos, lo que estaba disponible para la venta ya se ha comercializado, y en el caso de las vacas, la disponibilidad se ha reducido notablemente debido al alto porcentaje de preñez. Aunque algunas vacas preñadas pueden ser enviadas a las plantas de faena, las buenas condiciones forrajeras y los precios ofrecidos por los frigoríficos no resultan tan atractivos.
Además, el exceso de precipitaciones ha reducido aún más la oferta disponible. Alberto González, durante la actividad «La industria responde», estimó que aproximadamente el 50% de la hacienda no está disponible, lo que se verá reflejado en los datos de faena de esta semana. Esto genera oportunidades para los productores que tienen ganado terminado y acceso sin dificultades.
Por otro lado, se espera el regreso próximo de los primeros equipos kosher, los cuales demandan una cantidad fija de animales por día, principalmente novillos y algunas vacas pesadas.
En resumen, luego de tres semanas de fuerte presión a la baja en los precios de compra por parte de la industria, se ha comercializado muy poca hacienda. Rápidamente, los precios han vuelto a los niveles que se registraban a mediados de abril.
Según el consignatario ganadero Joaquín González, hasta ayer jueves, el ánimo de los productores para cerrar negocios de venta de su hacienda era muy bajo, debido a las secuelas dejadas por un vendaval de agua sobre los campos y el ganado, y a una industria que ofrecía valores menores por los animales especiales.
«Hoy hay muy pocos negocios por vaca y novillos especiales», aseguró González. Agregó que, con ofertas de la industria por novillos especiales en el rango de US$ 3,60-3,65 por kilogramo de carne en canal y de US$ 3,30 para la vaca pesada, los productores no estaban dispuestos a encerrar sus haciendas debido a los problemas que genera trabajar con ganado en caminos y mangas con barro. Además, señaló que los animales «sintieron y perdieron kilos» durante la última semana, aunque considera que, con una semana de buen tiempo, estos kilos podrían recuperarse.
El director del escritorio Joaquín González Negocios Rurales indicó que, en su caso, la operativa comercial con los frigoríficos se centró en cargas de «vacas carnudas», donde los productores son conscientes de que el estado de la hacienda puede empeorar en 20 días. En este nicho, se concretaron negocios en un rango de US$ 2,90-3,00 por kilogramo de carne en canal, siendo esta una categoría que se adapta a aquellas plantas más enfocadas en negocios con Estados Unidos y China.