martes 25 de junio, 2024
  • 8 am

Perseverancia y compromiso: la vivienda sigue siendo un “bastión de esperanza” para miles de familias uruguayas

Por Andrés Torterola
El pasado 24 de mayo, la Federación Uruguaya de Cooperativas por Ayuda Mutua (FUCVAM) celebró su 54 aniversario como federación. Esta venerable organización social ha perdurado en el tiempo de manera excepcional, manteniéndose vigente y activa en su incansable lucha por la vivienda popular. Para la clase trabajadora, FUCVAM representa un bastión de esperanza, un espacio donde se apuesta decididamente por lo colectivo y se entiende la vivienda no como una mercancía, sino como un derecho inalienable. Su compromiso con mejorar las condiciones habitacionales y ampliar el acceso a una vivienda digna es un ejemplo inspirador de solidaridad y perseverancia.
LATENTE
Fanny Campanella, la referente nacional de la región número uno, destacó que el corazón de FUCVAM late gracias a su gente: los cooperativistas, los dirigentes y los asesores. Juntos, constituyen una red activa que se mantiene constantemente informada y analítica, no solo sobre cuestiones relacionadas con la vivienda, sino sobre una amplia gama de temas tanto a nivel nacional como internacional.
PROMOCIÓN DE BIENESTAR
En consonancia con los principios fundamentales de FUCVAM, se considera crucial que los trabajadores estén bien informados sobre los asuntos generales que afectan a la sociedad en su conjunto. Esto implica no solo estar al tanto de las novedades en el ámbito de la vivienda, sino también comprender las causas comunes que impactan en la calidad de vida de las personas. Esta dedicación a la información y el análisis permite a FUCVAM no solo mejorar sus servicios y su impacto en el ámbito de la vivienda, sino también contribuir de manera significativa a la promoción del bienestar y el desarrollo integral de la comunidad en su conjunto.
EL SELLO ES
LA CONVICCIÓN
A lo largo de 54 años, hemos encontrado innumerables motivos para perseverar y triunfar. Y estoy segura de que seguirán surgiendo, porque en esta fecha tan especial, mi gratitud se extiende a toda nuestra comunidad: a nuestros colaboradores, a los cooperativistas que siempre han confiado en la integridad de nuestras luchas y al auténtico espíritu militante de FUCVAM, tanto a los que están con nosotros en este momento como a los que ya no nos acompañan físicamente. Nuestro sello distintivo es la convicción, por eso nuestro lema resuena con fuerza: ¡luchar hasta vencer! Y en este camino, no hay mayor agradecimiento que dirigirlo hacia nosotros mismos. Porque, en todo este tiempo, nunca hemos cedido ante las trampas de la política partidaria. Campanella saludó a sus compañeros e insistió a seguir adelante, ya que les aguarda una gran batalla por delante: la tarea de seguir construyendo el Fondo Nacional de Viviendas, el «FONAVI». Es hora de mejorar y expandir, es hora de continuar forjando un futuro habitacional digno para todos con la firme idea de seguir adelante ya que la lucha apenas comienza.