lunes 17 de junio, 2024
  • 8 am

Latidos

ESPACIOS DESCUIDADOS
Un residente de Salto compartió con CAMBIO su experiencia del fin de semana pasado, cuando recibió la visita de un grupo de excursionistas que participarían en una actividad organizada por una institución local. Con la intención de mostrarles los lugares de esparcimiento de nuestra ciudad, se dirigieron hacia la plazoleta Roosevelt, pero se encontraron con una desagradable sorpresa. En lugar de un entorno cuidado y acogedor, se toparon con un panorama de descuido total. La fuente de la plazoleta Roosevelt, uno de los puntos destacados de recreación y encuentro en nuestra comunidad, mostraba signos evidentes de abandono. Salto es una ciudad turística.
CONTRACULTURA
La contracultura, un movimiento social que desafía los valores y la cultura dominante, parece haberse manifestado recientemente en nuestro espacio cultural local de manera destructiva. Aunque no hay evidencia de grupos organizados, la vandalización de lugares culturales como el buzón de sugerencias de proyectos en el espacio cultural de la intendencia es un claro indicio. Es crucial que las autoridades tomen medidas al respecto, especialmente considerando la presencia de cámaras de seguridad en el área afectada. La destrucción de espacios destinados a la expresión creativa y la participación ciudadana no solo afecta la integridad de los entornos culturales, sino que también socava la confianza en la comunidad y sus instituciones.
RIESGO
Es alarmante constatar la frecuente presencia de cables sueltos a lo largo de las concurridas vías de Salto. Estos cables, expuestos y al alcance de cualquier transeúnte, representan un riesgo desconocido para aquellos que transitan por las aceras. La peligrosidad inherente a estos cables mal asegurados no es debidamente reconocida por la mayoría, lo que aumenta la posibilidad de accidentes y lesiones graves. Además, la situación se agrava con la presencia de contadores eléctricos que penden de conexiones dudosas. Estos elementos, que deberían garantizar la seguridad y la fiabilidad del suministro eléctrico, se convierten en potenciales puntos de peligro debido a su instalación deficiente.
VÍCTIMAS DEL TRÁNSITO
«Los conductores de motos deberían tener siempre presente que el paragolpes de su vehículo de dos ruedas es su propio cuerpo». Esta frase, pronunciada por un taxista con experiencia, encierra una verdad cruda y contundente que muchos pasan por alto. En las calles, especialmente en zonas urbanas congestionadas, las motocicletas son una presencia común. Sin embargo, esta popularidad no está exenta de peligros. Cualquier accidente para un conductor de moto puede resultar en lesiones graves o incluso en la pérdida de la vida. Los conductores de motos deben ser conscientes de su fragilidad y tomar todas las precauciones posibles.
EL ALCOHOL Y EL FRÍO
El alcohol puede dar una sensación temporal de calor al dilatar los vasos sanguíneos en la piel, pero en realidad aumenta la pérdida de calor corporal al dilatar los vasos sanguíneos superficiales, lo que lleva a una pérdida de calor más rápida. Esto puede ser especialmente peligroso para las personas sin hogar, ya que la exposición prolongada al frío puede llevar a la hipotermia, una condición grave en la que el cuerpo pierde calor más rápido de lo que puede producirlo, lo que resulta en una temperatura corporal peligrosamente baja. En días de mucho frío -como los que hemos tenido- se debe informar a las autoridades pertinentes de la presencia de indigentes que se encuentran durmiendo en las calles.
TOMARON MEDIDAS
Después de numerosas quejas presentadas residentes locales, las autoridades municipales están llevando a cabo reparaciones en los bancos de la Plaza Treinta y Tres Orientales. Esta medida busca mejorar las condiciones de este espacio público tan importante para la comunidad. Los bancos, que han estado en estado de deterioro durante algún tiempo, están siendo restaurados para garantizar la comodidad y seguridad de quienes visitan el área. Esta acción demuestra que jerarcas de la comuna deben preocuparse del bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos.