domingo 21 de julio, 2024
  • 8 am

La mayoría de las viviendas precarias inundadas sufrieron daños estructurales

Por Andrés Torterola
El episodio de inundación que azotó a Salto y sus alrededores ha llegado a su fin, aunque persisten algunos casos aislados de personas que aún no han podido regresar a sus hogares. Muchas de ellas se encuentran actualmente alojadas en residencias de familiares, mientras que los refugios habilitados permanecen desocupados. Es importante destacar que aquellos afectados por la inundación que han encontrado alojamiento temporal en casas de familia están solicitando al Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (CECOED) su traslado para las próximas horas. Esta situación ha sido confirmada a CAMBIO por Camilo Cunha funcionario de esa repartición municipal.
PROBLEMAS RESPIRATORIOS
Muchas de estas viviendas son de construcción precaria debido a su ubicación en asentamientos irregulares, la mayoría sufrió daños significativos. Sin embargo, algunas casas más sólidas que se encuentran en zonas cercanas no fueron afectadas. Durante la última inundación, una particularidad fue la cantidad de personas afectadas por síntomas gripales y problemas respiratorios. Según Cunha, al regresar a sus hogares, muchos niños, en su mayoría, aún experimentaban esta condición.
INVIERNO CORTO Y MUY FRÍO
El funcionario destacó la colaboración conjunta con el Monitor Integral de Riesgos y Afectaciones (MIRA) del Sistema Nacional de Emergencia durante situaciones climáticas adversas. Según sus declaraciones, el MIRA proporciona asistencia específica para cada evento, y se espera que la próxima semana se presente un período de frío intenso. Durante el transcurso de este año, se han registrado tres eventos distintos: vientos fuertes, inundaciones y situaciones que requirieron refugios nocturnos.
CECOED Y MIDES
Por otro lado, se mencionó la existencia de un refugio en el Hogar del Adulto Mayor, gestionado en colaboración con el MIDES. Además, se cuenta con la disponibilidad de algunos espacios en el cuartel del ejército, aunque en esta ocasión no ha sido necesario utilizarlos.