viernes 19 de julio, 2024
  • 8 am

Aun con mayor oferta, los valores de la hacienda se sostienen

Durante la última semana, el mercado de hacienda en Uruguay se mantuvo sin grandes sobresaltos en los valores, a pesar de la aparición de una mayor oferta de animales. Los intermediarios destacaron que esta nueva oferta está compuesta principalmente por animales que están gordos, pero no son de calidad especial.
“El productor está tomando la decisión de salir de esos animales y no optar por una terminación total”, explicó una de las fuentes consultadas por Faxcarne.
Esta tendencia se debe a la baja calidad de las pasturas y verdeos, que no han mejorado significativamente a pesar de las recientes lluvias.
Las condiciones climáticas han influido en la decisión de los productores, ya que las tasas de crecimiento de las pasturas en junio suelen ser de las más bajas del año debido a la menor luminosidad. Esta situación ha llevado a muchos a preferir vender sus animales antes de una terminación completa, evitando así los costos adicionales y el riesgo de deterioro en la calidad de los mismos.
En términos de precios, los negocios por los novillos se están moviendo sobre una base de 3,70 dólares por kilogramo a la carne. Existen algunos lotes muy excepcionales que alcanzan valores de hasta 3,75-3,80 dólares por kilogramo, aunque estos son pocos.
Por otro lado, las vacas gordas están siendo comercializadas en un rango de 3,35-3,50 dólares por kilogramo de carcasa, dependiendo de su grado de terminación.
El ingreso de animales de corral para faena también ha tenido un impacto en el mercado, proporcionando un cierto sostén a los niveles de faena. En este segmento, se manejan referencias de 3,90 dólares por kilogramo a la carne para los novillos y de 3,85 dólares por kilogramo para las vaquillonas. “Los corrales se están llenando de forma permanente”, destacó un operador del sector.
Las entradas a las plantas frigoríficas presentan una disparidad notable. Algunos frigoríficos están dando ingreso a 3-4 días, mientras que otros, más cómodos en sus operaciones, ofrecen entradas para unos 10 días.
Aunque actualmente no se observa una presión significativa de la industria para reducir los valores de compra de la materia prima, se anticipa una baja en la actividad industrial en las próximas semanas.
Este ajuste se verá reflejado con la suma de una tercera planta sin actividad, junto a las dos de Marfrig y Minerva que ya están inactivas, y la posible reducción de producción en otras plantas.