sábado 13 de julio, 2024
  • 8 am

Justicia de Carmelo ordena a padres a vacunar a su hija de 2 años bajo apercibimiento de perder patria potestad

La Justicia de Carmelo intimó a los padres de una niña de 2 años a vacunarla, bajo apercibimiento de perder la patria potestad y enfrentar acciones penales. De acuerdo a la información a la que accedió CAMBIO, la jueza Judith Álvarez, actuando como subrogante en el Juzgado de Carmelo de 3er Turno, informó a los padres de la posibilidad de derivar a la niña a un centro en caso de no cumplir con la vacunación. La audiencia contó con la participación de las Defensoras Públicas Laura Vázquez y Vanesa Dávila, quienes representaron a la menor.
ESQUEMA DE VACUNACIÓN
En marzo de 2024, al inscribir a la niña en un centro público de primera infancia en Carmelo, se exigió el certificado de vacunación, el cual no pudo ser presentado. Aunque la educación es un derecho, se solicitó a los padres una constancia médica explicando la ausencia de vacunas. El 19 de junio, los padres fueron notificados por la Policía de su obligación de comparecer ante la Justicia. En la audiencia, se ordenó a los progenitores cumplir con la vacunación obligatoria establecida por ley en un plazo de 10 días, debiendo presentar el comprobante correspondiente ante el juzgado. De no cumplir con esta orden, los padres podrían incurrir en la omisión de los deberes inherentes a la patria potestad, lo que podría derivar en acciones penales.
ARGUMENTO DE LOS PADRES
A todo esto los padres enviaron una misiva a la Jueza donde le explican que de acuerdo al Certificado Esquema de Vacunación vigente que se adjunta, las vacunas desactualizadas de acuerdo a la edad de la niña son: pentavalente (contra tétanos, difteria, tos convulsa, hepatitis B y Haemophilus influenzae tipo b), contra polio, triple viral (contra sarampión, rubéola y paperas), varicela, neumococo 13 y hepatitis A. “El prospecto de la pentavalente advierte que puede producir convulsiones, encefalopatía, anafilaxia, síndrome de Guillain-Barré y esclerosis múltiple, entre otros. El prospecto de la polio advierte que puede provocar “malestar brutal y grave con bajada de la tensión arterial que provoca vértigo y pérdida del conocimiento, entre otros. El prospecto de la triple viral advierte que puede provocar paperas, encefalitis, meningitis aséptica, trombocitopenia, linfadenopatía y parestesia, entre otros. El prospecto de la varicela advierte que se desconoce la duración de la protección y que el vacunado puede contagiar varicela. El prospecto de la neumococo 13 advierte que puede producir cefalea, vómitos, diarrea y urticaria, entre otros. El prospecto de la vacuna contra la hepatitis A advierte que puede producir anafilaxia, convulsiones y vasculitis, entre otros”, indican. “En ejercicio de los derechos invocados, estamos decididos a evitar los riesgos derivados de la vacunación de nuestra hija, que los propios fabricantes advierten”, señalan.

EXTENSIÓN DEL PLAZO
Los diez días dictaminados por la jueza no se cumplirán en su totalidad de inmediato debido al inicio de la feria judicial y las vacaciones escolares. Hasta ahora, solo tres días hábiles han sido contabilizados, dejando en suspenso el desenlace de esta disputa legal que enfrenta derechos individuales con responsabilidades colectivas y normativas de salud pública.