viernes 19 de julio, 2024
  • 8 am

Recomendaciones del Jefe de Bomberos de Salto para un invierno sin incendios

Por Andrés Torterola
Cada año, durante el invierno, a pesar de las indicaciones y recomendaciones de los bomberos de Salto, se producen incendios que en algunos casos tienen consecuencias fatales y en otros dejan secuelas de por vida a las víctimas. Estos trágicos eventos resaltan la necesidad urgente de mejorar la educación y la conciencia pública sobre las medidas de seguridad contra incendios. Además, es fundamental implementar y reforzar estrategias preventivas y de respuesta rápida para minimizar los riesgos y proteger la vida y el bienestar de la comunidad. La colaboración entre autoridades, instituciones y la ciudadanía es esencial para reducir estos sucesos e incidentes y mitigar sus devastadores efectos. En una reciente comunicación con CAMBIO, el Jefe de Bomberos de Salto, Sub Oficial Mayor Matías Alzúa, subrayó la importancia de seguir las recomendaciones anuales para prevenir incendios, ya que éstos continúan ocurriendo. Destacó que, aunque se imparten numerosas charlas de prevención, no siempre son suficientes para evitar incidentes.
MEDIDAS NECESARIAS
Enfatizó que no se debe dormir con estufas encendidas, ya sean eléctricas, a gas o a leña. La única excepción a esta regla son los aires acondicionados, que no presentan el mismo nivel de riesgo. Explicó que cuando se utilicen estufas, es crucial asegurar una entrada de oxígeno al ambiente, ya sea mediante una ventana o una puerta entreabierta. Esto se debe a que el fuego consume oxígeno, y en un espacio completamente cerrado, puede llevar a intoxicaciones.
Además, el bombero ofreció varias sugerencias específicas para el uso seguro de diferentes tipos de estufas:
1. Estufas a leña: Colocar “matachispas” para evitar el contacto de las chispas con algún elemento de fácil ignición, también recomendó limpiar el ducto de la chimenea anualmente para prevenir la acumulación de hollín y otros residuos.
2. Estufas a gas: Es fundamental controlar la válvula y la manguera regularmente para asegurarse que estén en buen estado. Las fugas de gas pueden ser extremadamente peligrosas y llevar a explosiones o incendios.
3. Estufas eléctricas: Revisar el estado del toma corriente, el cableado y los alargues antes de usarlas. También es importante no colocar ropa a secar sobre ellas ni tener elementos inflamables o combustibles cerca de la estufa.
INVIERNO SEGURO
Alzúa insistió en la importancia de apagar todos los dispositivos de calefacción al salir del hogar, incluso si la ausencia será breve. Las instalaciones eléctricas deben estar en buen estado, pero la recomendación más importante es no dormir con estufas o elementos de calefacción encendidos. El Sub Oficial Mayor concluyó subrayando que estas precauciones son esenciales para garantizar la seguridad en el hogar y prevenir incendios, especialmente durante la temporada de frío. La responsabilidad individual y la atención a estos detalles pueden marcar la diferencia entre un invierno seguro y un desastre evitable.