sábado 13 de julio, 2024
  • 8 am

Redes de trata y explotación de menores: la urgente necesidad de prevención y colaboración

Por Andrés Torterola
Ante la consulta de CAMBIO a organizaciones feministas sobre el caso de la desaparición del niño Loan Peña, que se produjo hace ya más de tres semanas en la provincia de Corrientes, fronteriza con Uruguay y Brasil, en el Paraje Algarrobar de la localidad de 9 de Julio, en el departamento de San Roque, las activistas indicaron que nada indica que el traslado del niño haya sido a Uruguay, pero tampoco hay evidencia que lo descarte.
Para conocer la opinión de la policía de Salto, es necesario realizar un trámite burocrático que puede demorar semanas o incluso meses. Por lo tanto, entrevistamos a integrantes de estas organizaciones para obtener una visión más amplia sobre la situación de trata de personas y la captación de menores para la explotación sexual.
DETECTAR Y PREVENIR
Las organizaciones feministas nos brindaron un panorama detallado sobre cómo operan las redes de trata y la vulnerabilidad de los menores de edad en este contexto. Destacaron la necesidad urgente de reforzar las políticas de prevención, así como la importancia de una colaboración más estrecha entre las autoridades y la sociedad civil para combatir este flagelo. Además, señalaron que la capacitación de profesionales y la concienciación pública son fundamentales para detectar y prevenir estos delitos. Esta colaboración no solo permite entender mejor la problemática, sino también formular estrategias más efectivas para la protección de los menores y la erradicación de la trata de personas. La captación de menores de edad para la explotación sexual o la trata de personas es un problema grave que afecta a muchas sociedades.
Este fenómeno implica el reclutamiento, transporte, traslado, acogida o recepción de personas, especialmente menores de edad, con fines de explotación sexual, trabajo forzado, esclavitud, servidumbre o extracción de órganos, indicaron.
MÉTODOS DE CAPTACIÓN
Los tratantes utilizan una variedad de métodos para captar a sus víctimas, aprovechándose de su vulnerabilidad y falta de recursos. Algunos de los métodos más comunes incluyen: engaños con promesas de trabajo: muchas chicas son engañadas con falsas promesas de empleo bien remunerado en otros países o ciudades. Los tratantes utilizan anuncios de trabajo, redes sociales y otros medios para atraer a sus víctimas.
También es común las falsas relaciones amorosas, los tratantes a menudo fingen interés romántico para ganar la confianza de las chicas. Después de establecer una relación, las manipulan emocionalmente para que se sientan obligadas a seguir sus instrucciones. En algunos casos, las chicas son secuestradas o forzadas a entrar en la trata mediante amenazas, violencia física o coerción psicológica.
HERRAMIENTAS COMUNES
El uso de las tecnologías, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería son herramientas comunes para los delincuentes, conocer estos métodos permitirá que los familiares o las personas afectadas puedan recurrir a delitos informáticos de la policía para tomar recaudos en el asunto, indicaron las activistas.