lunes 15 de abril, 2024
  • 8 am

Divisionales «B» y «C» analizan una temporada 2020 diferente pero de similitudes

Si bien la temporada 2019 de fútbol salteño terminó muy tarde, en el caso de la divisional B es algo nunca había sucedido, todo a raíz de las postegaciones por el factor climatico, los clubes ya han comenzado a diagramar la idea para 2020.
En la ‘B’ el torneo de 2019 fue un campeonato muy largo y una vez más volvió a dar déficit, donde los clubes pagaron para jugar. Además, como es sabido, decidieron para este año no jugar más como preliminar de la Divisional A. Tras una carta enviada en tiempo y forma al Consejo Superior lo anunciaron y es un tema, que a decir de los dirigentes, no tiene marcha atrás.
La principal divisional de ascenso del fútbol salteño jugará su campeonato por su lado, de forma independiente. En principio había sonado fuerte la posibilidad de jugar su campeonato de forma conjunta con la Divsional C, idea que hace mucho se viene viendo con buenos ojos. El principal tema a discutir es el de los boleteros y porteros, que son puestos por la Liga y le genera mucho gasto a los clubes. Es un punto tratado y no habría problemas que esta divisional actuara de forma autónoma, al igual que la ‘C’. Los dirigentes de los 12 clubes se encargarían tanto del servicio de boletería como del de portería.
Pero hasta ahora es extraoficial y habrá que esperar hasta luego de la licencia. En el caso de la divisional B, recién se volverán a reunir el último martes de enero, antes del perido de pases.
Allí un club debería llevar una propuesta concreta, al menos para presentar como un borrador.
SEGUNDO DOMINGO DE MARZO
La ‘B’, amparada en los reglamentos de la Liga Salteña de Fútbol, este año estaría comenzando su campeonato el segundo domingo de marzo, jugando los domingos y utilizando tres escenarios para hacer dobles jornadas, como venía sucediendo antes de la fusión con la Divisional A.
Se habla de un campeonato más corto, que sería de una rueda en régimen de todos contra todos, de 11 fechas, y una segunda rueda de 5 fechas, con impares por un lado y pares por otro lado. El que acumule más puntos ascendería de forma directa a la ‘A’ y de segundo al quinto jugarían una liguilla por el segundo ascenso. Eso está en el momento muy claro, sin descartar una posible fusión en este caso con la divisional C, que es todo un ejemplo desde hace muchos años por su forma de trabajo; una verdadera cooperativa, por eso siempre al término de cada temporada da superávit.
¿QUÉ DICE LA ‘C’?
La ‘C’, si bien no ve con malos ojos una posible fusión con la ‘B’, se tendrían que realizar muchos ajustes, ceder cosas una divisional y la otra también en cuanto a la forma de disputa de ambos campeonatos. En el caso de la menor divisional del fútbol salteño, por estatutos estaría arrancando el primer sábado de agosto. El campeonato sería una rueda de todos contra todos 11 fechas y después una segunda rueda en dos series, con impares por un lado y pares por otro lado, al cabo de la cual el primero ascenderá como campeón. Después recién jugar la liguilla por el segundo ascenso.
Un punto clave es que la ‘C’ utiliza una sola categoría en formativas sub-23 que es la base de primera división, y siempre arrancan los primeros días de mayo, siempre con superávit, mientras que la ‘B’ está dando déficit.
Los calendarios son muy opuestos, la ‘B’ a cominezo de año y la ‘C’ a fin de año. Puede ser que la ‘C’, que no ha hablado oficialmente, sino cambia a este formato de seguir a la ‘B’, se seguirá desarrollando su campeonato. Pero en principio, por un sondeo muy somero hecho por CAMBIO, más allá que pueda ser factible esta fusión entre las dos divisionales de ascenso del fútbol salteño, todo recién está en pañales.