lunes 15 de abril, 2024
  • 8 am

Una Orquesta Sinfónica Infantil salteña

Leonardo Vinci
Por

Leonardo Vinci

156 opiniones

Por Leonardo Vinci.
Deberíamos tener embajadores que representen a nuestra ciudad en todas partes y nos hagan sentir orgullosos de ser salteños, mostrando que somos capaces de grandes conquistas.
La música, como lenguaje universal puede ser el vínculo que necesitamos para hacernos conocer en el país entero e internacionalmente.
Nuestra ciudad ya cuenta con una Escuela de educación artística, dependiente de las autoridades nacionales, donde se preparan numerosos chicos.
También funciona en la órbita de la Intendencia un Conservatorio con resultados ampliamente satisfactorios.
A su vez, la Universidad dispone de cursos que brindan a los estudiantes una preparación de excelencia.
Incluso, han existido diversas experiencias exitosas en el campo de las Bandas escolares o Juveniles, donde destacados Profesores han puesto toda su empeño y dedicación.
Es de mencionar que, a nivel nacional,- hace ya más de 20 años,- se ha creado el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles del Uruguay, “… que es un programa donde confluyen Educación, Cultura y Desarrollo Social, promoviendo el estudio de la música en orquestas y coros como herramienta de desarrollo humano e intelectual en niños y jóvenes. En el trabajo diario los niños integran valores como el respeto al prójimo, la constancia en el esfuerzo, el desarrollo de la concentración, la elevación de la autoestima, los hábitos de responsabilidad y el trabajo en equipo. La formación persigue, además de la excelencia musical, potenciar el desarrollo intelectual y cultural en los jóvenes. Sus miembros realizan intercambios culturales y académicos con grandes artistas de trayectoria internacional que aportan a su experiencia y proyección. Estos valores adquiridos, son rápidamente proyectados en sus comunidades y familias, quienes toman como ejemplo de superación, el esfuerzo y los logros que alcanza cada niño. Los beneficios también llegan a los núcleos familiares y sus entornos, contribuyendo al cambio de patrones de interacción familiar y comunitaria, así como a la sensibilización musical en particular y humana en general. El Sistema es un emprendimiento orquestal que apunta a convertirse en un espacio generador de cultura, incorporando la música a la vida cotidiana de niños, familiares, amigos y vecinos. Desde el punto de vista artístico, el Sistema se convierte en fuente de oportunidades, propiciando el desarrollo de talentos y generando entusiasmo y perspectivas de futuro.”
Lamentablemente, ninguno de esos “núcleos” funciona en Salto.
El músico y compositor Rafael Vecce recordaba que en Venezuela, hace ya décadas se implementó un programa de estas características, dando extraordinarios resultados.
Tal vez, la celebración de un convenio entre las Instituciones de enseñanza,- ya sean públicas o privadas,- que funcionan en la ciudad podría asegurar que, basados en un plan académico, los más avanzados tengan la posibilidad de integrar la gran orquesta que proponemos, a partir de los seis años.
Para disfrutar de una Sinfónica Infantil no hace falta dinero sino voluntad y decisión.