Jueves 20 de febrero, 2020
  • 8 am

Regional Norte del CMU se comprometió en Quaraí a trabajar para erradicar la violencia contra médicos

En el marco de la investigación realizada por el caso de la médica artiguense y afiliada al Regional Norte del Colegio Médico del Uruguay (CMU), agredida en la ciudad de Quaraí el pasado 5 de enero, Darley Bizcarra, se llevó a cabo una importante reunión en esa misma ciudad la semana pasada, de la que participó el secretario del Regional Norte del CMU, el Dr. Ramón Soto.
El encuentro se llevó a cabo en la Municipalidad (Prefeitura) de esa ciudad, en la que estaba presente además, el Director del Interior del Sindicato Médico de Río Grande Do Sul, Brasil, Fernando Machado, que viajó especialmente al lugar para tratar este tema. Además del representante del Sindicato Médico de Artigas, la médica atacada, el director del Hospital de la ciudad brasileña donde ocurrió el hecho y otras autoridades como la intendente de esa ciudad fronteriza.
PROGRAMA DE PREVENCIÓN
“Escuchamos el temor de todos los actores participantes del encuentro, ante la escalada de violencia que se ve en ambas márgenes tanto uruguaya como brasileña, sobre todo hacia los integrantes de los equipos de salud y por eso optamos porque este caso no fuera tomado como un hecho aislado”, explicó el Dr. Soto. Asimismo, el representante del Regional Norte del CMU dijo que “cuanto más público hagamos este tipo de situaciones, la sociedad más tomar conciencia de que estos casos no pueden pasar más contra ningún servidor público, sea médico, maestro, policía o lo que fuere, contra ninguna persona”. Recordó que el Regional Norte del CMU ya viene trabajando en un programa de prevención de violencia aplicado a través del deporte y que en ese sentido, planteó la necesidad de buscar los mecanismos de protección hacia los integrantes de los equipos de salud, porque este tipo de casos “conspiran contra la calidad asistencial”, expresó el médico salteño, Ramón Soto.
FORTALECER LUCHA CONTRA VIOLENCIA
Por otro lado, señaló que en este caso “no hubo una denuncia por mala praxis ni ningún antecedente que fuera el móvil del hecho de violencia, aunque si bien nada amerita un caso de esta naturaleza contra ninguna persona, no había aquí un antecedente que haya motivado tal acción”, explicó.
El secretario del Regional Norte del Colegio Médico del Uruguay sostuvo que quedó de manifiesto en la reunión, el trabajo en conjunto de todos los actores por la “no banalización de estos hechos, porque este tipo de gente que agrede a otra persona, en este caso a un médico, cobran minutos de fama y distorsionan el mensaje de que ese tipo de ataques deben ser condenados y no aplaudidos”.
No obstante, Ramón Soto añadió que el encuentro fue aprovechado por los presentes para fortalecer la lucha contra la violencia y forjar vínculos institucionales que promuevan el buen relacionamiento entre el médico y los pacientes, reconociendo los problemas multifactoriales que determinan los casos de violencia, pero trabajando de manera interrelacionada e interdisciplinaria para erradicarlos.