Sábado 24 de octubre, 2020
  • 8 am

IME con una nueva semana de bajas en Australia

Acodike

El mercado lanero australiano entre sus subas y bajas durante el transcurso de la zafra, no logra encontrar un punto de equilibrio que permita generar una lectura hacia los próximos meses más concreta del mercado, o en realidad quizás la lectura es esta y continuará con esta variabilidad.
A grandes rasgos uno podría decir que la incertidumbre de la guerra comercial entre China y Estados Unidos era la gran responsable de la caída, así lo marca la caída en el ritmo de las exportaciones de textiles entre ambos países durante 2019. A esto le sumábamos la variable de la calidad de la lana en Australia y las idas y venidas con la lana comprada en Sudáfrica durante el período de la aftosa.
En el comienzo de la segunda mitad de la zafra, una importante suba de los valores luego de haberse llegado a un acuerdo Fase 1, entre las dos principales economías del mundo, generó expectativas de un mercado lanero, que si bien era difícil que llegara a los precios de la zafra anterior, si lograra una recuperación en los precios. Pero esas expectativas duraron 24 horas.
El mercado siguió ajustando los valores en las ventas siguientes y esta semana recibió un golpe importante a causa de otra nueva variable negativa que se suma a la lectura del mercado, que es la llegada del coronavirus y su impacto en la sociedad china.
Entre los festejos del año nuevo en China y las medidas de prevención adoptadas para controlar la expansión de este virus, los compradores chinos se alejaron de las salas de subastas esta semana y el mercado ajustó 52 centavos a la baja en el primer día de actividad.
Ayer el mercado logró recuperar algunos centavos, pero el impulso fue presionado por los productores australianos que retiraron casi un 24% de lo inscripto. Si bien se podría pensar que ante poca oferta la demanda presionó el mercado al alza, en realidad, la lana de baja calidad y que no cumplia con las exigencias de la demanda, quedó nuevamente por el camino. En tanto que aquellas lanas que cumplen con los requerimientos europeos, se colocaron agilmente y con valores al alza.
En la moneda australiana el Indicador de Mercados del Este (IME) cotizó a A$ 15,48, perdiendo en el contexto de la semana 28 centavos frente a las ventas del pasado jueves 23 de enero.
En dólares estadounidenses, el indicador registró se posicionó en US$ 10,43. Si bien recuperó 13 centavos en las ventas de ayer, el mercado perdió 39 centavos en la suma de la semana.
En el contexto semanal la oferta alcanzó los 33.700 fardos, de los cuales el mercado adquirió el 71,2%, pero los productores antes de las ventas retiraron en los dos días un 15% de la oferta inscripta.
La operativa en el mercado lanero retoma la próxima semana, con una oferta prevista de 35.849 fardos, que se distribuirán durante los días miércoles 5 y jueves 6 de febrero. Dentro de esta oferta, se tiene programado por Australian Wool Exchange la venta de lanas australianas superfinas en el centro de Sidney.