miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

Un cambio de mando sin sobresaltos

Álvaro Lima
Por

Álvaro Lima

50 opiniones

 
Dr. Álvaro Lima
Diputado electo
Frente Amplio Salto
Confiábamos en que iba a suceder de esa manera. Mis retinas y sentidos se enmarcan en aquellas instancias de transición de diciembre pasado donde se fue consolidando, un traspaso que confirmará un programa de gobierno que aún no ha finalizado.
Lo que vendrá es tan importante y gravitante como este trayecto desandado por quien es, hasta este sábado 8 de febrero, Intendente de Salto.
Quien llevará adelante los destinos del Departamento ha sido parte del plan de trabajo. Nada de cuanto comenzará a conducir es desconocido y es lógico, además, que haya buscado conocer y saber del propio equipo de gobierno. Sabemos que ha recabado información de las áreas más vastas de la comuna y entendemos que continuará existiendo ese vínculo y contacto entre quien se retira para hacer campaña electoral y quien asume durante los siguientes cinco meses.
En nuestro caso, ya le hemos manifestado que desde la diputación estamos a disposición para impulsar y aportar cuanto sea necesario para afianzar este proceso de cambio.
Un traspaso criterioso y auspiciante. Tenemos toda la impresión de que anticipa diálogo y búsqueda de concreciones.
Naturalmente, hay obras, planes y ejecuciones que quedarán pendientes luego del 8 de febrero así como la asunción del nuevo Gobierno Nacional.
En ese sentido, comenzará una etapa nueva de ir generando vínculos de calidad y descubriendo las oportunidades que Salto tendrá en la nueva planificación de la administración nacional.
Toda la información le fue alcanzada a Alejandro Noboa y el equilibro económico de la Intendencia salteña con su buena imagen en el sistema inversor; avizoran estimulantes tiempos por venir.
En cuanto a la conformación del equipo de confianza, son mínimas las variaciones, circunstancia que garantiza la confiabilidad y la consecución del proceso que se inauguró en julio de 2015.
Únicamente se retiran el jefe comunal para trabajar por su reelección, Andrés Lima, y el secretario general.
Por lo demás, simplemente se producen movimientos posicionales dentro del mismo esquema trazado, sin incorporaciones que provengan de fuera del actual equipo.
Esa es una circunstancia a resaltar, que se apoya en la protección de la economía y en la defensa de la austeridad. Dos notas salientes que hemos destacado en otras ocasiones.
Por supuesto, sabemos que el nuevo Intendente le imprimirá a la actual gestión departamental su impronta de buen gestor, su metodología de trabajo y una renovación de ánimo y de espíritu propias de una nueva etapa.
Estamos convencidos que Alejandro se desempeñará de muy buena forma, hará una estupenda labor y tendrá oportunidad de concretar empresas que están en etapas culminantes.
Y está bien que así suceda. Por la población y por una administración que está llegando a su última etapa de hacer por la comunidad aquello que buscó en todas lss horas: mejor calidad y dignidad.