Domingo 5 de abril, 2020
  • 8 am

El primero de marzo y su punto de partida

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

16 opiniones
Diario

Téc. Univ. Gustavo Chiriff
1001 – Frente Amplio
El próximo domingo 1º de marzo, se produce en Uruguay un cambio de gobierno, luego de 15 años de gobierno frenteamplistas. Mas allá de las valoraciones que podamos hacer sobre lo que será el nuevo gobierno de Luis Lacalle Pou, que desde los anuncios que se vienen realizando, será totalmente distinto a lo que fueron estos 15 años, es bueno tener una mirada retrospectiva y ver fuera de todo fanatismo sectorial, como se desarrollo el Uruguay en estos años, para tener ni mas ni menos, que un punto de partida de lo que el nuevo gobierno se enfrenta.
Algunos indicadores a tener en cuenta: Uruguay es el país con mayor riqueza per cápita y menor índice de pobreza de América Latina (en A.L. la pobreza afecta al 30,7 %, mientras que en Uruguay se sitúa por debajo del 8 %). Además, según el ranking de economías emergentes, Uruguay lidera en A.L. en inclusión social y es el octavo a nivel mundial, junto a Chile y Costa Rica es de los países latinoamericanos con mejor índice de progreso social, ocupa el primer lugar y esta sexto en el mundo en derechos políticos y libertades civiles, es el país menos corrupto en A.ly el que tiene mayor cobertura en seguridad social.
Uruguay lleva mas de 16 años de crecimiento ininterrumpido sostenido, no dejando de crecer, a diferencia de los países de la región, teniendo un crecimiento acumulado desde el 2015, del 7,4 %
Uruguay logró aumentar el salario real en los últimos 15 años en un 55, 5 %, cuando en la región el aumento promedio no supera el 20 %, liderando también la lista de países con mayor cantidad y calidad de empleo. A modo de información, el poder de compra del salario mínimo se multiplico casi por cuatro, teniendo el valor más alto desde 1985.
Respecto a jubilaciones y pensiones, desde el 2005, las mismas crecieron por encima de la inflación, teniendo las pasividades mínimas un aumento del 157 % y las jubilaciones un 50 % por encima de la inflación.
En derechos laborales, lo mas destacado fue la restitución de los Consejos de Salarios y la implementación de la Ley de Negociación Colectiva, dando mayores garantías, tanto a empleados como a empleadores. Se creó la ley que regula el trabajo doméstico, donde están registradas el 70 % que ejercen esa tarea y con aumentos de su salario por encima del salario general de los demás sectores.
Los trabajadores rurales, luego de muchísimos años de explotación, tienen derecho a la jornada de 8 horas, al aguinaldo, horas extras, salario vacacional y cobertura médica.
Sin dudas estos son algunos de los logros que en 15 años de gobierno frenteamplista se pudo desarrollar, hay muchísimos más que no daría quizás una página del diario para describirlos, pero estos son los que marcan un punto de partida de lo que es el Uruguay hoy, punto de partida que Luis Lacalle Pou deberá sostener a lo largo de su mandato y en cual estaremos atentos a no perder logros ni derechos conquistados.