miércoles 7 de diciembre, 2022
  • 8 am

Esta zafra «es muy atípica y no deja de sorprendernos»

El mercado lanero se encuentra atravesando una zafra lanera muy distinta a la registrada la zafra pasada, con un Indicador de Mercados del Este que no logra afirmarse nuevamente y con un mercado interno que refleja lo que ocurre en el exterior, debido a que somos principalmente tomadores de precios.
José Luis Trifoglio, jefe del departamento de Lanas de Zambrano & Cía., dialogó con Faxlana sobre la presente zafra, «es una zafra muy atípica y que no deja de sorprendernos en los distintos meses con las distintas noticias» que de alguna manera inciden positiva o negativamente en el mercado.
El consignatario señaló que en un principio «fue la guerra comercial entre China y Estados Unidos, después fue el coronavirus, después el ataque cibernético a lo que es el sistema de venta de Australia que puso nervioso a muchos compradores y también a muchos productores australianos. Ni que hablar de la sequía y las consecuencias en la calidad, luego los incendios, realmente una zafra muy atípica que viene muy lenta, no solamente para Uruguay sino que para todo el mundo lanero».
El presidente de la gremial de consignatarios laneros dijo que «analizando todos esos motivos que influyeron a lo largo de los meses en el mercado lanero», el lado positivo es que «la caída de los precios podría haber sido mucho peor». Trifoglio recordó que las «empresas chinas estuvieron cerradas durante más de un mes, de alguna manera llevando a no permitir el ingreso de su personal a las fábricas» por el tema del coronavirus, lo que «provocó que en el período de mayores ventas al por menor que es en el festejo del nuevo año lunar chino, de alguna manera la gente no saliera a la calle y las ventas al por menor cayeron estrepitosamente».
Más allá de que el mercado continúa «oscilando de acuerdo a las diferentes circunstancias que lo van afectando» para el consignatario los precios podrían haber registrado una mayor pérdida. «La apreciación de la moneda norteamericana frente a otras divisas también influyo sobre los precios de la lana» principalmente para nosotros que comercializamos nuestras lanas en dicha moneda.
Para Trifoglio en nuestro país, así como en otros más allá de Australia, «en estos momentos tienen lanas de muy buena calidad, superiores incluso a lanas que son producidas en algunas zonas de Australia». A pesar de que la calidad hoy pesa fuertemente en las operativas del mercado lanero australiano y al tener mejor calidad deberíamos, en términos relativos, tener mejor valores, el consignatario dijo que «lamentablemente somos un país tomador de precios». Al mismo tiempo resalto que existen compradores a nivel mundial que «han descubierto algunos la calidad de lanas que tenemos y también han enfocado sus requerimientos de lana hacia nuestro país».