Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

“Aprovechando para la puesta a punto y esperando qué pasa”

Diario

Este fin de semana debían comenzar los campeonatos de la Asociación Uruguaya de Volantes (Auvo), con el rol protagónico que ha adquirido en los últimos años el salteño André Lafón en Superturismo. El piloto de Ford relató a CAMBIO los preparativos y su experiencia en la máxima categoría del automovilismo uruguayo.
– ¿Cómo afectó la suspensión del campeonato por el coronavirus?
– En un principio nos ayudó un poco porque aprovechamos para ponernos a punto. Yo corrí en el 2019 hasta la cuarta fecha con un Ford Fiesta y para la quinta fecha puse un auto nuevo. Y la idea era en este año tener el otro auto en pista con otro piloto del equipo. Lo que era para el 29 de marzo se aplazó hasta nuevo aviso. pero esto aún así nos ayudó un poco para poder terminar el otro auto con más tiempo. Igualmente el cierre de fronteras complica, porque ya no pueden venir dos mecánicos argentinos. Y ésto quiérase o no está dificultando porque el equipo está ahora parado debido a que no hemos podido avanzar por falta de elementos. Estamos esperando a que pase todo ésto y poder volver al taller para adelantar las cosas.
– ¿Hay idea de si este parate va afectar el calendario?
– Es una interrogante cómo va a ser el campeonato, de si van a ser las mismas diez fechas o si lo acortarán.
– ¿Cuál es el procedimiento para llegar a punto en cada carrera?
– Sobre todo, antes de empezar el campeonato al auto se lo desarma todo, íntegro. Se manda el motor a hacerle estudios con Guillermo Domínguez y su gente (equipo Doms), que se encargan en el Superturismo. Se hacen estudios para evacuar problemas y comprobar que se esté en los rangos de medidas. Luego se controla los frenos, se trae semiejes y toda parte de rodamientos desde Buenos Aires. Y cuando llegan todas las partes se arma el auto. En tema de ingeniería se encarga Carlos Morier. Y en lo personal, el entrenamiento en la pretemporada se realiza tanto en la parte de reflejos y la mente.
– ¿En tema de patrocinios cómo es la ayuda que recibe?
– Es complicado siempre. Cuando entré el año pasado a Ford logramos juntar el presupuesto y acercarnos bastante. En los cuatro años que vengo corriendo las empresas son casi las mismas, como por ejemplo Naranjales Guarino, Grupo Ideas, Acerbis Neumáticos, Pinturería Eurocolores, Car Performance, Johnny Tornillos y Santino, que me viste a mí y al equipo. A veces a principio de año es difícil cerrar con las empresas, pero contaré con ellos una vez más.
– ¿Qué se le pasa por la cabeza al estar en la categoría más importante como el Superturismo?
– Y muchas cosas. Porque Superturismo es una categoría elite del automovilismo uruguayo, es un Peñarol-Nacional del automovilismo, para definirlo en términos de Futbol. Y ser el único del interior y defender a Salto es un dato importante. Doy todo por la marca Ford y dejo todo para tener bien alto a mi departamento y a todos mis amigos y gente que hace a veces 500 kilómetros para apoyarme. A veces no podemos largar o terminamos mal y ellos siguen yendo y están contentos igual. Eso me pasa por la cabeza: devolverles un buen fin de semana y pasarla bien.
– ¿Qué piloto le ha sido más complicado, en rebasar o mantener distancia, por ejemplo?
– Pilotos hay de todo tipo. Si bien son los más experientes en el Uruguay hay muchos con años de experiencias y otros jóvenes que son nuevos pero que tienen otro concepto de manejo moderno, agresivos e intrépidos. A veces contra los más jóvenes se hace una maniobra menos arriesgada. Uno va conociendo a los pilotos y se va dando cuenta qué maniobras debe hacer con cada uno. Aún así son todos difíciles, con Etchegorry (Fernando, actual campeón con Toyota) he tenido varias maniobras con la que he ganado o no pude a veces.