Sábado 4 de julio, 2020
  • 8 am

Faena se contrajo un 6,6% y la industria comprometio continuar trabajando

Diario

La faena vacuna se contrajo un 6,6% en la última semana a nivel país, de acuerdo a los datos publicados por el Instituto Nacional de Carnes (INAC). Para la semana cerrada el 21 de marzo de 2020 se procesaron en el país un total de 39.400 vacunos, con un volumen muy similar de faena entre vientres y machos.
La actividad industrial en la especie estuvo compuesta por 19.075 novillos (48,4% del total), registrando una baja de 1.112 cabezas respecto a la semana anterior. En el caso de las hembras, que fueron el mayor porcentaje de actividad en la semana cerrada el 14 de marzo, de acuerdo a los datos de INAC en los últimos siete días de actividad se faenaron 18.968 vacas y vaquillonas representando el 48,1% del total. En este contexto la caída en la faena de vacas fue la más importante en la semana ya que cayó entorno a las 2.370 cabezas, mientras que las vaquillonas tuvieron un leve repunte.
El cambio principal en la semana se registra en la rotación de las plantas frigoríficas que conforman el primer bloque de faena a nivel nacional, debido principalmente a medidas adoptadas entre empresas y funcionarios ante la presencia del brote de coronavirus en el país. Si bien se observan plantas que caén fuertemente debido al parate total de sus actividades como lo ha sido el anuncio de La Caballada (Cledinor).
El ranking de faena a nivel nacional esta liderado esta semana por Frigorífico Las Piedras (4.684 vacunos) seguido por Frigorífico Tacuarembó (4.223) y Carrasco (3.684). Si bien estas empresas cambian su posicionamiento, son las mismas que encabezan la lista la pasada semana.
Mas alla de la caída de Chiadel y Cledinor, las 10 primeras plantas frigoríficas que concentraban el 73% de la faena en la semana cerrada el 14 de marzo, en la última informada por INAC cerrada el pasado sábado generó una concentración del 79%.
Compromiso industrial
En dos comunicaciones emitidas el fin de semana, por el grupo Marfrig y NH Foods, sin ser en conjunto han tenido el mismo objetivo, informar que continúan con el objetivo de continuar proveyendo al país de la carne, producto fundamental en la dieta del ciudadano uruguayo.
Por su parte el grupo Marfrig sostiene en su comunicado que “nuestras operaciones son indispensables para la seguridad alimentaria de los uruguayos y de millones de personas en más de 100 países, y por esta razón, mantendremos nuestras unidades en funcionamiento durante la crisis causada por la pandemia”.
Por tanto “aquí y ahora firmamos un compromiso con Uruguay; con nuestros clientes; funcionarios y consumidores: Continuaremos trabajando y operando nuestras unidades productivas y de distribución para garantizar el suministro de un producto esencial para la mayoría de los consumidores. Haremos esto con la mayor responsabilidad, colocando en primer lugar la salud y la seguridad de todos aquellos que trabajan con nosotros y monitoreando continuamente las condiciones de nuestras unidades. Con este fin, Marfrig seguirá estrictamente todos los protocolos estipulados por las autoridades sanitarias de los países donde opera”.
Otro aspecto importante del comunicado señala que “Hoy, todas las plantas de Marfrig, en Brasil, Argentina, Uruguay, Chile y Estados Unidos, están en pleno funcionamiento. Trabajaremos incansablemente para mantenerlas operativas y, por lo tanto, haremos nuestra parte para que a los consumidores locales y a nuestros clientes de los países a los que exportamos no les falte carne”. En este sentido se debe aclarar que La Caballada, hasta el cierre de esta edición se encuentra sin operativa.
El mismo día que hizo público su comunicado el grupo brasileño, también NH Foods lo hizo con un documento titulado ““da gusto alimentar a nuestro país y al mundo en tiempos que apremian”.
Allí se señala que ante el Coronavirus “como empresa de alimentos, entendemos que nuestro producto es de suma importancia para nuestros consumidores. Por ese motivo, comunicamos que asumimos el compromiso de continuar con nuestras operaciones para poder seguir alimentando a nuestro país y al mundo más allá de las circunstancias que apremian”.
También se señala que “además de cumplir con todas las medidas sanitarias dispuestas por el Estado, hemos extremado las condiciones de higiene de nuestras instalaciones y hemos activado el protocolo de monitoreo y control, para garantizar un entorno saludable y seguro para nuestros empleados y proveedores”.
Por último, se agradece “a cada uno de nuestros 750 empleados que, con compromiso y esfuerzo, nos permite estar a la altura de circunstancias como esta y poder seguir cumpliendo la misión de alimentar con gusto a nuestros consumidores uruguayos y del mundo entero”.
Trabajadores molestos
Los animos no serán los mejores en la jornada de mañana en la reunión entre la industrial el gobierno y los trabajadores, tras conocerse el comunicado de las industrias y la respuesta del presidente de la Federación de Obrero de la Industria Cárnica y Afines (FOICA), Luis Muñoz, a través de su cuenta de Twitter.
Allí sostuvo que “como representante de la Federación de la carne, me parece un disparate el anuncio que la industria frigorífica seguirá trabajando para alimentar el mundo, es un mensaje que pase lo que pase, seguirán trabajando y no tiene ninguna empatía con los trabajadores”.
Agregó que “los trabajadores de la industria frigorífica seguirán trabajando hasta que sea seguro para los trabajadores y sus familias hacerlo. No trabajaremos para que alimenten el mundo, trabajaremos para alimentar nuestras familias, pero no corremos riesgos innecesarios”.
Reafirmó que las industrias “seguiran mientras los trabajadores tengan seguridad” y advirtió que ambos comunicados “es totalmente de indiferencia hacia los obreros”. Muñoz dijo además que los empresarios deben sentarse a “reorganizar la industria, ya hay mucha falta de personal y día a día será más importante el ausentismo por diferentes causas”.
Por último dijo que “en Uruguay, si hay cuarentena declarada por el Gobierno, hay suficiente carne en cámaras para el abastecimiento de todos los uruguayos. Los trabajadores de la industria frigorífica no somos esenciales, sépanlo”.