Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

“Hace falta gestión tanto de Liga, como clubes y la intendencia”

Diario

– Una de las cosas que aprendí como entrenador, justamente en las clínicas de básquetbol cuando un gran entrenador dijo, “hoy en día un entrenador debe primero antes que nada ganarse el corazón del chico, ya sea niño o adolescente”. A través de los años me he dado cuenta que es bien así, teniendo en cuenta que antes los mayores nos decían una cosa y se cumplía, pero con los gurises de hoy hay que tranzar, no llevarles la contra y enfrentarlos sino que buscar entenderlos. Después ellos van a tratar de trabajar al máximo en fundamentos para crecer como deportistas y como personas. Hay que escucharlos, entenderlos y no llevarles la contra o decirles esto tiene que ser así. En mi caso, empecé a dirigir formativas en el año 98′ en Salto Uruguay, después desde el 2006 al 2010 dirigí las formativas de Nacional y desde el 2011 estoy al frente de las formativas de Ferro Carril. Lo mío es trabajar en el desarrollo del chico, en fundamentos, que es todo lo que he aprendido con el tiempo. Por supuesto que como profesional gano, pero no todo está en el pago de la institución a la que voy.
– ¿En el caso de Ferro Carril cómo se está trabajando?
– Me gusta que cuente con todos los materiales de trabajo y contar con el respaldo de la institución. En el caso de Ferro Carril, este año se vieron los frutos; trece de los quince jugadores que integraron el plantel de primera, que salió campeón Salteño y ganó el Integración, fueron formados en el club, desde muy chicos. Eso es bueno para un entrenador. De todas maneras creo que para el crecimiento del jugador, se debe contar con al menos con dos fichas un extranjero y una ficha nacional sin quitarle lugar al chico. Debe haber gente de experencia para que le trasmitan cosas elementales a los jóvenes en primera.
– ¿Qué balance hace de formativas en general en el medio?
– La gente habla pero no entiende ciertas cosas, que uno como entrenador se da cuenta. Se dice como que Paysandú y Mercedes sobre todo en formtivas están unos pasos por delante de nuestras formativas. Todo pasa por la competencia. Primero, en el caso de Mercedes la Liga y la Intendencia se encargan de hacer clínicas y traer entrenadores, como el caso del ‘Oveja’ (Sergio) Hernández, entrenador argentino. Ellos compiten con equipos de Argentina y de Montevideo. Sin ir más lejos, el año pasado las selecciones U15 y U17 iban un fin de semana a Montevideo y hacían partidos con varios equipos de Montevideo. Nosotros acá no sé si tuvimos partidos previos a la competencia. Después, por ejemplo Paysandú, Artigas, Flores y Mercedes, las intendencias les dan una mano. En el caso de Paysandú, está Pablo La Nasa, entrenador de Allavena muy conocido, que hace un trabajo muy especial con la Intendencia. Una vez al mes van a distintos barrios, a reclutar chicos, según sus condiciones y que les guste seguir progresando y los llevan a los clubes que les quede más cerca. Es un trabajo muy bueno.
– ¿Es lo que falta en Salto?
– Por eso creo que acá en Salto hace falta gestión, tanto de la Liga como de los clubes y la Intendencia. No tengo ninguna duda que la Dirección de Deportes se encargue de hacer un trabajo en los barrios, desde donde saldrían muchos jugadores que por cercanía después se sumarían a los distintos clubes de nuestro básquetbol. En este caso, Ferro Carril trabaja muy bien, desde hace un par de años apostó a un proyecto de formación de los gurises muy bueno. Tal vez algo que ha faltado es competir con otros clubes de acá al lado, sin ir más lejos, con Concordia, donde hay tres equipos buenos, fuertes, que en formativas trabajan de forma muy profesional y juegan entre 70 y 80 partidos al año (Estudiantes, Ferro y Capuchinos). Vamos a ver si este año podemos jugar con ellos y ver otros equipos para enfrentar, que es lo que nos está faltando. Conociendo a los dirigentes de Ferro, creo no va a haber problemas. Ahí están las diferencias en formativas de Salto con Paysandú y Mercedes, la competencia. Eso le origina otra expectativa al chico, medir fuerzas para ver su nivel con equipos que trabajan a otro nivel. Pero en Salto en formativas se trabaja muy bien, hay muy buenos entrenadores. El trabajo está, lo que hace falta es tener más competencia.
– Este año tienen más días a la semana para entrenar.
– Un acierto que hace mucho se buscaba era tener la semana entera para trabajar, de lunes a viernes. Lo ideal es entrenar cinco días y jugar uno, por eso un gran logro es que los partidos de formativas se jueguen los sábados y nos queda toda la semana para trabajar. Es una de las cosas positivas. Ahora a esperar que pase todo esto del coronavirus, para volvernos a preparar para después comeptir. Hay que ver qué pasa, pienso que al menos medio año nos va a quedar para que los chicos puedan tener su actividad de básquetbol, sobre todo competir.