Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

Niños con TEA viven la cuarentena de manera especial y necesitan de estímulos

Con el objetivo de poner de relieve la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de los niños y adultos que sufren este trastorno, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.
Desde que el gobierno decretó emergencia sanitaria por el avance del nuevo virus del coronavirus llamado Covid-19 una de las principales medidas que pidió es no salir de las casas a no ser que sea particularmente necesario. En este sentido, los uruguayos en general acataron la medida. Sin embargo, el estar aislados no es una buena medida para todos. Para las personas con autismo estar “encerradas” no es nada bueno y hoy en su día es bueno acudir a consejos de especialistas.
RECOMENDACIONES
Desde Salto, siempre se ha conmemorado esyte día especial y se sostiene que el solo hecho de que la persona con autismo se quede encerrada en su casa puede hacer insostenible la situación familiar. No en todos los casos es igual porque hay diferentes grados del trastornos y si se cuenta con un hogar amplio y con jardín se puede llevar un poco mejor. Ahora, si una persona con autismo severo que vive con mucho estrés acumulado y en un casa muy pequeña la situación es muchísimo más compleja. Ante esta situación de aislamiento, la Asociación de Autismo en Uruguay publicó algunas recomendaciones para hacerle frente al aislamiento.
En primer lugar, piden explicar (si es necesario) la situación mediante imágenes y el por qué de quedarse encerrado. También piden revisar sus preferencias y en base a eso realizar una rutina diaria y realizar un pictograma con el cronograma de los días. En ese sentido, la propuesta debe ser variada, pero no agobiante.
Por otra parte, piden a los padres: contemplar la necesidad de realizar ejercicio, puede ser a través de un juego; tomar el encierro como una oportunidad de compartir o comentar un juego, una película o la elaboración de una comida y por último, recuerdan a los padres evitar a toda costa el aburrimiento.