Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

Coronavirus: el impacto en el rubro del taxi provoca que haya un 80 % menos de actividad

Por Carlos Arredondo
La economía del mundo se está viendo afectada por la pandemia de COVID-19 (coronavirus). Las recomendaciones de quedarnos en casa, minan las arcas de los comercios y las empresas se ven obligadas a dejar de producir y cerrar su puertas.
Como consecuencia los trabajadores son enviados al seguro de desempleo, volcando a los Estados cada día la pesada y excepcional carga de asistir a quienes quedan sin trabajo. Nuestro país no es la excepción y por consiguiente esa cadena de cierres, pérdidas de empleo y asistencia Estatal también se viven en nuestro departamento.
Desde CAMBIO nos hemos propuesto ir hurgando en las diferentes actividades de nuestro departamento, para conocer de primera mano hasta dónde, y de qué manera, ha afectado esta pandemia a cada sector, y fundamentalmente cuales son las perspectivas de futuro.
UNOS 30 VIAJES MENOS POR TURNO
En esta primera entrega dialogamos con Antonio de Souza, empleado del taxi desde hace 4 años, trabajador de una empresa con base en la parada de calle Rincón, casi Artigas.
De Souza comenzó expresando cuánto ha bajado la actividad del sector en nuestra ciudad, desde que comenzó la pandemia: “Para ser específico, el 80 % de la actividad quedó paralizada”, dijo, y continuó: “Por dos razones: En primer lugar por la informalidad del sector, tema que hemos reclamado un montón de veces. Y ahora, con el tema de la pandemia, ya tenemos una pérdida de prácticamente un 80 a 85 % de la cantidad de viajes. Esto significa que de un promedio de 28 a 30 viajes por turno, bajó a hacerse solo 4, o 5 – en casos excepcionales -” aseguró.
REDUCCIÓN DE COCHES
Basta pasar por cualquiera de las paradas y se pueden apreciar que en paradas donde siempre hay 7, 8 o 9 coches, vas a ver solo 2 o 3. En la nuestra siempre hay 4, y ahora hay solo 2 trabajando. O sea: hay una clara reducción de la cantidad de coches trabajando, y eso repercute en la cantidad de personal trabajando. Para darnos una idea de la realidad, nuestro entrevistado explicó que “nuestra empresa, que tenía 3 autos funcionando las 24 horas, sacó uno de los autos, dejó dos trabajando solo 16 horas. En el turno de la noche ya no tenemos coches, porque no hay viajes – nos ha pasado que compañeros estuvieron toda la noche para no sacar ningún viaje -, entonces se tomó las decisión de no dejar coches en la noche: El servicio queda interrumpido”.
RUBRO CASTIGADO
“Nosotros tenemos claro que esta es una situación que se está dando a nivel nacional y mundial. O sea que el comercio está afectado por esta pandemia, pero el transporte es uno de los rubros más castigados, porque el transporte también es vehículo de posibles contagios, y si bien nosotros tomamos todos los recaudos, como ser la desinfección de los vehículos, hay una recomendación clara de no salir y mucho menos de viajar, y eso afectó notoriamente al transporte.
Ayer me decía un compañero que tiene un familiar que trabaja en una empresa de transporte interdepartamental, que esa empresa bajó de 50 coches para brindar su servicio a siete. Quiere decir que bajó 43 coches”.