Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

Salteños rompen con la cuarentena sin tomar medidas y varios rubros volvieron a funcionar

Diario

Por Andrés Ferreira.
CAMBIO circuló por la mañana de este viernes 3 y sábado 4 observando la gente que se encontraba incumpliendo la cuarentena y pudo recabar información acerca de kioscos que volvieron a abrir sus puertas.
Algunos salteños que caminan por el centro de la ciudad o se desplazan por las calles en vehículos, este viernes y sábado lo hicieron con responsabilidad con respecto al coronavirus, usando tapabocas y guantes de látex, pero por otro lado había por mayoría gente que lo tomaba como una jornada normal, como si el Covid-19 no existiera y hasta en grupos se tomaba mates, quitándole importancia a la situación que vive el país y el mundo actualmente. Se pudieron ver personas de edad avanzada entre 65 y 70 años, edades de riesgo ante el coronavirus, los que deberían cumplir con gran eficacia la cuarentena.
POR NECESIDAD
Los cajeros, bancos y distintas redes de cobranza estaban repletos de personas para cobrar, pagar o depositar. También algunas empresas de préstamos se encontraban desbordadas y con grandes aglomeraciones con la intención de solicitar dinero, este motivo debe ser porque la economía de varios salteños no está en las mejores condiciones, muchos fueron enviados al seguro de paro y otros directamente no tienen entradas monetarias. Muchas personas tuvieron que salir de sus casas por necesidad.
PUERTAS ABIERTAS
Se pudo notar que muchos kioscos o almacenes que permanecían cerrados volvieron a abrir sus puertas. CAMBIO dialogó con el propietario de un kiosco en zona céntrica quién dijo “tengo que pagar el alquiler, sinceramente cerré solamente por la enfermedad del coronavirus, no porque no tenga ventas, si bien bajaron un poco, sigo vendiendo y como tengo cosas que pagar volví a abrir”.
TEMOR
El Departamento de Salto teme mucho que la gente no cumpla con las recomendaciones emitidas por el Ministerio de Salud Pública, por motivo de que se agrave la situación en los próximos días, que las muertes aumenten como en otros países donde las cifras dan miedo. Si los ciudadanos no cumplen con las medidas estipuladas, de seguro habrá más infectados y en el correr de las semanas la situación se vaya de las manos.