domingo 4 de diciembre, 2022
  • 8 am

Se comienza a sentir el déficit hídrico en algunas seccionales de Salto

El primer problema de la ausencia de las precipitaciones se ve reflejado en la ausencia de reservas para el invierno y en el departamento aún se mantiene, en la generalidad del mismo, un buen nivel de pasturas verdes, sin embargo comienza a visualizarse en algunas seccionales el déficit hídrico, y en otras la poca reserva para atravesar la estación más fría del año.
De acuerdo al informe semanal realizado por los técnicos de la Regional Litoral Norte del Instituto Plan Agropecuario, continua registrándose una ausencia de precipitaciones importantes en el departamento y en la zona este no se registran lluvias importantes desde el pasado 19 de marzo, es decir hace un mes atrás. Lo bueno del clima es que aún no se han registrado heladas agrometeorológicas importantes.
Esta situación climática está llevando a que en las seccionales policiales 11 y 12, zona limítrofe con los departamentos de Artigas, Rivera y Tacuarembó, comience a visualizarse una decoloración del verde de los campos, principalmente en los suelos de basalto superficial, donde el «color amarillento» de las pasturas es más visible, de acuerdo al Plan Agropecuario.
En el resto del departamento, la relación verde/seco de las pasturas se ubica entre 55% y 65%. En este caso, muchos productores tomaron decisiones para mantener el estado de los ganados, que determinó en muchos casos ir consumiendo las reservas del invierno. Recordemos que los productores que venían aprovechando los buenos valores, se han encontrado con un comienzo de 2020, y en el último mes principalmente, no tan favorable como el año pasado, lo que ha determinado que muchos de los ganados aún se mantengan en los campos, en algunos casos para tratar de sumar algún kilo adicional, en otros porque no se pudieron cargar y trata de mantener para no perder kilajes.
Otro de los problemas asociados a la escasez de precipitaciones es la bajante de las aguadas para el abrevadero del ganado. En este sentido, según el informe del Plan Agropecuaria, es notoria la «disminución» tanto a nivel de las aguadas naturales como artificiales. En la zona Este del departamento hay tajamares de buenas dimensiones con menos del 50% de su capacidad.
Ha culminado el entore tradicional en los rodeos de cría con buenos resultados. El estado de los ganados es bueno, aunque se observan predios con ganados en peor condición. Diagnósticos de gestación realizados hasta hoy han arrojado buenos resultados en general entre 75 y 85 % de preñez, pero se observan valores bastante extremos, desde 50% a 93%, marcando una clara diversidad en las situaciones prediales. Se están realizando normalmente los destetes de terneros nacidos en primavera, observándose buenos pesos.
En lo que respecta a los mercados, las categorías de terneros, terneras y de 1-2 años han comenzado a bajar de valor. Existe demanda y comienza la oferta en zafra de terneros obteniéndose valores entorno a los 2,30 U$S/kg. Categorías de animales más grandes y formados han tenido una corrección a la baja en los precios. Los ganados gordos tienden a subir de precios debido a la escasa oferta de animales bien terminados.