jueves 8 de diciembre, 2022
  • 8 am

Caen un 10% las ventas de los 5 principales exportadores de lana

En el informe semanal del Consejo Nacional de Agentes de venta de lana de Australia (NCWSBA, por sus siglas en inglés) se marca la caída del comercio mundial de la lana debido a la débil demanda que ya existía previo al impacto de la pandemia del Covid-19 y las medidas impuestas de restricciones sociales, económicas y de viajes.
De acuerdo al director ejecutivo de NCWSBA, Chris Wilcox, las exportaciones totales de lana sucia de los cinco principales países exportadores fueron una caída del 10% en la presente zafra, hasta el mes de febrero, en comparación con la zafra anterior.
En este sentido la principal caída en las exportaciones de lana sucia corresponden a Uruguay, que disminuyen un 34% de acuerdo al informe. En tanto que Argentina y Australia disminuyen un 16% y 15% respectivamente.
En contraste Nueva Zelanda y Sudáfrica incrementaron sus volúmenes exportados. Sin embargo se espera que las ventas al exterior de Nueva Zelanda desciendan en marzo como resultado de la prohibición de subastas y dificultades en la logística marítima.
En el caso particular de Sudáfrica, que creció un 25% sus ventas, se debe tener en cuenta la reactivación del comercio entre Sudáfrica y China luego de la prohibición impuesta por el gigante asiático ante la aparición de un brote de fiebre aftosa el año pasado. Al igual que en Nueva Zelanda, se espera una caída en las ventas durante marzo.
Al mirar las importaciones de los principales países procesadores de lana, se refleja el descenso en las ventas de los principales exportadores. China en los ocho primeros meses de la zafra registró un descenso en sus compras del 11% interanual al mes de febrero.
Italia, Alemania y la República Checa también experimentaron descensos importantes en esta zafra, hasta el mes de febrero. Aunque en menor medida dichas caídas también se trasladan hacia Corea, Japón, Tailandia, Malasia y Egipto, entre otros países procesadores.
India y el resto de Europa, registran modestos aumentos en sus importaciones de los cinco principales países exportadores de lana.