domingo 21 de abril, 2024
  • 8 am

Experto en Derecho Internacional pone en duda desarrollo del proyecto Hidrovía del río Uruguay

Por Daniel Spinelli
En las últimas horas el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou y su par argentino, Alberto Fernández, mantuvieron un diálogo sobre la posibilidad de desarrollar un proyecto que facilite la navegación sobre el río Uruguay al norte de la represa de Salto Grande. La iniciativa pretende conectar por vía fluvial el sur de Brasil con los puertos del Río de la Plata. En principio se espera poder mover la producción arrocera y maderera de Brasil y Argentina. Este proyecto es respaldado desde la CTM y desde la CARU, aunque el destacado abogado y especialista en Derecho Internacional Marítimo y ex asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores, Dr. Edison González Lapeyre lo considere irrealizable. En comunicación con CAMBIO el profesional brindó su opinión al respecto.
DE DIFÍCIL CONCRECIÓN
González Lapeyre dialogó con CAMBIO acerca de sus argumentaciones en relación a su cuestionamiento de una posible hidrovía en el río Uruguay y dijo que considera que es “muy difícil su concreción”. El destacado abogado señaló que “Son múltiples los obstáculos que se plantean desde el punto de vista hidrológico y a su vez dificultades en los planos geopolíticos, de política exterior así como también de carácter comercial y financiero. Tengo argumentos que fundamentan mi opinión, igualmente entiendo que el Presidente de Argentina y el Presidente de Uruguay deben tener un equipo asesor de mayor nivel que el que yo puedo constituir y no me queda otro camino que aceptar el acuerdo ya celebrado. Eso sí, estimo que es indispensable para ese acuerdo la intervención de Brasil”, explicó. “Todo lo que tiene que ver con conectar la parte navegable del río Uruguay a la altura de Salto Chico con la exclusa ya construida -la cual está reseca del lado argentino-, significa derrocar Salto Chico. Hay que hacer un canal paralelo e incorporarle equipos con motores para que la exclusa funcione” dijo. González Lapeyre agregó que en estos momentos hay una situación muy particular, sucede que la Comisión Administradora del río Uruguay (CARU) ha realizado gran esfuerzo en dragar los canales al sur de Salto y no están teniendo el mantenimiento adecuado; “Eso costó muchos millones de dólares. No mantenemos los canales que hemos dragado y queremos dragar 770 kilómetros, creo que es irrealizable”.
MÁS PROBLEMAS
Otro de los problemas que el diplomático argumentó que sucedería con la hidrovía es que el exportador “cargará la carga cuando las barcazas vuelvan y no cuando a él se le ocurra”. Por otro lado dijo que arriba de la represa de Salto Grande no hay ningún Centro Comercial que tenga interés en adquirir productos uruguayos. Dijo que una hidrovía por el río Uruguay debe ser acordado por los tres países ribereños en un tratado internacional. En ese sentido, advirtió que la Comisión Técnico Mixta (CTM) de Salto Grande y la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) no tienen competencia para encarar un proyecto de esta naturaleza. Por tanto agregó que el delegado uruguayo ante la CTM, Carlos Albisu, está “actuando fuera de los cometidos que le corresponden”.


Edison González Lapeyre
Doctor en Derecho y Ciencias Sociales y ha sido Catedrático de Derecho Internacional Privado, Derecho Diplomático y Derecho Internacional Público de la Facultad de Derecho de la UDELAR, Profesor de Derecho Internacional Marítimo de la Academia de Derecho Internacional de La Haya, Profesor de Derecho Internacional Público de la Escuela de Guerra Naval, del CALEN, del IMES, del Instituto Tecnológico de Santo Domingo y de los cursos del Comité Jurídico Interamericano. Fue Embajador ante la República Dominicana, Barbados, Haití y Granada y Representante Permanente del Uruguay ante la OEA. Fue uno de los negociadores del Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, del Estatuto del Río Uruguay, del Tratado para el desarrollo de la cuenca hidrográfica del Río Cuareim y otros múltiples tratados internacionales.