Martes 19 de enero, 2021
  • 8 am

El desarrollo de Salto obstaculizado por la coalición multicolor

Álvaro Lima
Por

Álvaro Lima

218 opiniones

Dr. Álvaro Lima
Diputado FA Salto
Hay decisiones que terminan quedando atrapadas en la disputa de algunos contextos históricos y que desprecian el camino desandado y el esfuerzo conjunto de varias instituciones.
Pero sobre todo, afectan y aprisionan la enorme oportunidad que el Departamento de Salto viene forjando desde la iniciativa decisiva y determinante del gobierno departamental actual frenteamplista, que articuló con las siete gremiales y las autoridades nacionales un envión que revitaliza el futuro. La Central hortícola del Norte, proyecto forjado alrededor de 20 años a esta parte, planteado por la administración del Esc. Malaquina con otro nombre; busca poner al Departamento en un escenario de desarrollo de grandes emprendimientos.
A priori, cualquier habitante del territorio salteño puede pensar y dar por supuesto, que nadie, absolutamente nadie; puede estar en desacuerdo con esa premisa.
Nuestro candidato a la Intendencia de Salto ha sido enfático en afirmar que el comprimo asumido de las partes debe de continuar hacia adelante.
Ahora aparecen contradicciones multicolores, discursos desencontrados en la fragilidad de una alianza que no sabe como encauzar las ambiciones internas por cargos y puestos de su tan diverso y conflictivo plantel.
En febrero de 2020 se firmó un compromiso entre la comuna salteña y la OPP por la cual se destinaron 40 millones de pesos con destino a la central hortícola que por otra parte tiene ya licitación adjudicada a la empresa local Blardoni.
La Intendencia destinó aportes provenientes del Fondo de Desarrollo del Interior (FDI), de los que corresponden a las 19 administraciones departamentales para volcarlos a éste proyecto de magnitud y despegue.
Hay en caja más de 100 millones de pesos para arrancar la obra, producto de un acuerdo de la OPP del gobierno de la fuerza política que se fue y la Intendencia de Salto.
A pura voluntad se logró ese avance; justo antes de asumir las nuevas autoridades el 1º de marzo pasado.
Los productores están ansiosos por empezar a plasmar algo de mucho valor y rentabilidad para nuestra hortifruticultura.
Pero ahora, desde las nuevas y nobeles autoridades nacionales, se anuncia que por el momento no harán su aportación, que hay que esperar, que no es lo que se dijo, que hay que estudiar el panorama, que mañana lloverá, que pasado aumentará la temperatura o que en julio no hará tanto frío.
Estos desacuerdos en cuanto a reconocer la palabra empeñada de aportar desde el Gobierno Nacional y desde la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) como se comprometió; rondan un contexto pre electoral inevitable.
El que sellará la suerte de varios candidatos, pero que de ninguna manera puede dejar en vilo o al descubierto la falta de voluntad para alentar algo tan añorado y que beneficia a todo Salto.
Quien quiera lo mejor para este suelo, pues es momento de demostrar. Quienes estamos en un lugar donde nos ubicó la población para responder podemos aportar y quienes están muy próximos al nuevo Ejecutivo y del Presidente de la Nación; pueden hacer algo más.
A la población hay que explicarle lo que sucede y en ese sentido, estaremos allí para no eludir respuestas pero sabiendo que la definición; está en otro lugar. Una decisión que tiene varios colores y muchas contradicciones.