Martes 4 de agosto, 2020
  • 8 am

No saben o se aprovechan

Enrique Cesio
Por

Enrique Cesio

98 opiniones

Por Enrique Cesio
La publicación de la nota al Dr. Edison González Lapeyre, me animó a entregar estos apuntes que había difundido en espacio de amigos, pero creo agregan elementos a los contundentes alegatos jurídicos y físicos que alude el prestigioso experto. Me siento con cierto derecho a escribir sobre esto, porque desde que se creó el Comité Popular, pasando por todo lo que se escribió y se hizo antes del 74, más las innumerables notas y suplementos publicados en el diario en que trabajaba, hasta compartir el libro editado por CTM, hasta ser coautor de la denominación del by pass Salto Grande con el nombre de Neri Campos Teixeira, de este tema estoy bastante enterado.
Quienes andan revoloteando la construcción de esclusas para la navegabilidad del río Uruguay, no saben o quieren usar una utopía para fines políticos. Parece no saber:
* Que la esclusa sobre margen argentina construida cuando la represa, se hizo para aprovechar una oportunidad única y porque en relación al precio de la obra, era un gasto menor.
* Porque es sabido desde entonces que para que fuera utilizada debía completarse con un sistema que pudiera bajar o subir los buques o barcazas desde la altura del lago a la del río, cambiante diariamente. Eso solo es muy costoso.
* Esa esclusa, para ser utilizable, precisa de un canal de unos 15 quilómetros aguas abajo, para permitir eludir Salto Chico y otros escollos, hoy bien visibles.
* Esa obra atravesaría Concordia, por lo menos su puerto y varias manzanas cercanas. ¿Valdría la pena? ¿Cuánto cuesta?
* ¿Alguien calculó a qué altura hay que hacer ese canal, para cuando el río alcanza los 19 metros, hecho ya producido en 1959?
* La pregunta central es: ¿Semejante inversión para quién es útil? La única respuesta es para que los brasileros saquen por ahí sus cosechas. Entonces, ahora, ¿Brasil, está en condiciones de interesarse en eso?
* Es harto sabido que hay dos proyectos para hacerlo por el lado salteño. Uno de Dubosq y otro de Lafitte. Una inversión más cara que la otra y en todo caso de muchos millones.
* ¿Cuál de los tres países está hoy en condiciones de asumir esa obra y su costo?
* ¿O QUIEREN APROVECHAR?
* Porque con saber uno o dos de los argumentos anteriores, plantear ahora tal idea, es un acto de propaganda política en vistas a elecciones de ambos lados.
* Proponerlo en medio de las dificultades existentes en lo económico, con miles de muertos en la región, es simplemente demagogia.
* Si no hay plata (U$S 9:), para saneamiento en Daymán, ¿Cómo podría haberlo para semejante obra?
* Del hecho al trecho hay mucho trecho. Basta recordar que la represa fue planteada por precursores de ambos lados al comienzo del siglo XX y recién se concretó en 1974, por la crisis del petróleo y porque Perón la empujó con todo.
* Quienes saben de una cosa no deben meterse en lo que ignoran. En las cuestiones técnicas deben ir técnicos, circunstancia que lamentablemente en este país no se hace desde hace décadas.