Miércoles 5 de agosto, 2020
  • 8 am

Liberaron a presuntos involucrados en el homicidio de José Luis Bidart y la investigación apunta a su entorno

El 13 diciembre de 2018 el empresario de la industria cárnica, José Luis “Chito” Bidart, llegaba a su casa quinta ubicada en el Km. 482 de la ruta 3, cuando fue ultimado de un disparo por una persona que lo aguardaba en el lugar. Bidart llevaba su maletín con dinero, el que no fue sustraído y la Policía presume que el crimen está vinculado a una rapiña, pero que al asesino no le dio el tiempo de llevarse el dinero, pues una vez que Bidart fue herido continuó la marcha en su camioneta e impactó contra uno de los árboles que están dentro del predio. La Policía realizó sendos rastrillajes en montes y terrenos cercanos, pero no pudo encontrar nada, ni a nadie que tuviera vinculación con el hecho. Del caso tomó intervención el Departamento de Delitos Complejos de la Policía Nacional.
LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN
Tras la muerte del empresario muchas hipótesis se tejieron entorno al hecho. Por un lado se evaluó una rapiña que “salió mal” y por otro un sicariato, es decir, la contratación de una persona que ultimara a Bidart y que dejara el terreno libre para actuar en consecuencia. En ambos casos la investigación apunta a que este homicidio fue premeditado y que el móvil era el robo del dinero.
Se trata de una madeja compleja de resolver y cuya investigación apunta ahora al entorno del empresario quién tenía negocios con varias empresas locales y acciones en un frigorífico de alcance nacional. Lo que desorienta a la Policía y a Fiscalía es que no se robaron el dinero que llevaba el empresario y no existen pruebas que involucre a una determinada persona.
DETENIDOS LIBERADOS
Fuentes policiales dan cuenta que las personas que habían sido formalizadas por 180 días por la supuesta autoría de este crimen (y que en su momento fue informado oficialmente por Jefatura de Policía de Salto), fueron liberadas por falta de pruebas que los involucraran en el hecho. Se trata de dos personas con profusos antecedentes penales que son del sur del país y que vinieron a Salto motivados por la planificación de un robo especial, del que finalmente desistieron por la complejidad del mismo. Los presuntos ejecutores habrían sido “invitados” a perpetrar un robo que luego no se dio. Al no darse esta situación se los habría contratado para rapiñar a Bidart, pero según habrían sostenido en sus testimonios, se habrían negado a matarlo.
En pocos días más se estaría realizando el juicio con los supuestos involucrados en la autoría del hecho, pero faltan elementos que determinen que son los ejecutores del crimen y determinar a los autores intelectuales del asesinato.
NUEVAS ACTUACIONES
La Policía está trabajando ahora en profundizar la investigación en el entorno en que se movía el empresario y por el momento el tema está como al inicio debido a la falta de elementos que ayuden a progresar en la investigación. Por el momento no se descarta nada y se trabaja con ayuda de Delitos Complejos de Montevideo. Según nuestras fuentes, existe plena confianza que el hecho va a ser aclarado.