Miércoles 2 de diciembre, 2020
  • 8 am

Contundente afirmación que contradice a la OMS: el coronavirus se transmite por el aire

El coronavirus está encontrando nuevas víctimas en todo el mundo, en bares y restaurantes, oficinas, mercados y casinos, dando lugar a temibles grupos de infección que confirman cada vez más lo que muchos científicos han estado diciendo durante meses: el virus permanece en el aire en los interiores, infectando a los que están cerca.
La Organización Mundial de la Salud ha sostenido durante mucho tiempo que el coronavirus se propaga principalmente por grandes gotas respiratorias que, una vez expulsadas por las personas infectadas al toser o estornudar, caen rápidamente al suelo. Pero en una carta abierta a la Organización Mundial de la Salud, 239 científicos de 32 países han esbozado las pruebas que demuestran que las partículas más pequeñas pueden infectar a las personas, y están pidiendo a la agencia que revise sus recomendaciones. Los investigadores planean publicar su carta en una revista científica la próxima semana.
Benedetta Allegranzi, líder técnica de la OMS. en el control de la infección, dijo que la evidencia de que el virus se propaga por aire no era convincente. “Especialmente en el último par de meses, hemos estado afirmando varias veces que consideramos la transmisión por aire como posible, pero ciertamente no está apoyada por pruebas sólidas o incluso claras”, dijo. “Hay un fuerte debate sobre esto”. Pero las entrevistas con casi 20 científicos – incluyendo una docena de consultores de la OMS. y varios miembros del comité que elaboró la guía – y los correos electrónicos internos pintan un cuadro de una organización que, a pesar de las buenas intenciones, está desfasada con la ciencia. Ya sea que sea transportado por grandes gotas que se desplazan por el aire después de un estornudo, o por gotas mucho más pequeñas exhaladas que pueden deslizarse a lo largo de una habitación, estos expertos dijeron que el coronavirus se transporta por el aire y puede infectar a las personas cuando se inhala.
La Organización Mundial de la Salud se ha encontrado en desacuerdo con grupos de científicos más de una vez durante esta pandemia. La agencia se quedó atrás de la mayoría de sus países miembros en el apoyo a la cobertura de la cara para el público. Mientras que otras organizaciones, incluida la CDC, han reconocido desde hace tiempo la importancia de la transmisión por parte de personas sin síntomas, la OMS sigue manteniendo que la transmisión asintomática es poco frecuente. Muchos expertos dijeron que la Organización Mundial de la Salud debería adoptar lo que algunos llamaron “principio de precaución” y otros “necesidades y valores”, es decir, la idea de que incluso sin pruebas definitivas, la agencia debería asumir lo peor del virus, aplicar el sentido común y recomendar la mejor protección posible.