lunes 5 de diciembre, 2022
  • 8 am

Grupo asesor del gobierno enfatizó en la necesidad de evitar “la fase de trasmisión comunitaria masiva”

El Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), que trabaja junto al gobierno para mantenerlo informado de los últimos conocimientos científicos sobre el coronavirus, dio su segunda conferencia de prensa conjunta desde que inició su trabajo para evitar la propagación del coronavirus en Uruguay. En dicha conferencia, brindada en la Torre Ejecutiva, Rafael Radi, Henry Cohen y Fernando Paganini, líderes del GACH, llevaron tranquilidad a la población ante la aparición de decenas de casos positivos, aunque llamaron a tomar medidas para evitar la «trasmisión comunitaria masiva».
ETAPA EVOLUTIVA
El primero en tomar la palabra fue Radi, quien dijo que «estamos en una etapa de curso evolutivo» de la pandemia, «que se caracteriza por la aparición de brotes». Dijo que «en un escenario de retorno gradual de la actividad, aumento de la movilidad y apertura progresiva de las fronteras», el escenario actual «es y será el más razonable para esperar en los próximos meses». Sin embargo, más allá de estos brotes, dijo que «debemos evitar a toda costa que no pase a otra fase, que es la fase de transmisión comunitaria masiva», para «no correr a la epidemia desde atrás, como le pasa a muchas regiones y países». Radi apuntó que Uruguay está en una etapa de desconfinamiento «bastante avanzada» y esto «trae consigo el riesgo de aumento» de casos. En este sentido, ante la ausencia de una vacuna, «las medidas no farmacológicas son esenciales» para evitar la propagación del virus.
El integrante del grupo asesor repasó los 48 brotes comunitarios que tuvo Uruguay desde que se detectó el primer caso. De estos 48, seis fueron más grandes y uno de ellos es el que se cursa actualmente en Montevideo y el área metropolitana. De estos seis grandes brotes, además, dijo que «el fenómeno de contagio se dio en lugares interiores, puertas adentro».
RASTREO DE CONTACTOS
Por su parte, Paganini dijo que la estrategia de Uruguay de rastrear los casos positivos, testear a todos los posibles contactos y aislar a los casos confirmados, «ha sido exitosa hasta ahora». Sin embargo, advirtió que «es un régimen que tiene sus riesgos». Paganini dijo que esta estrategia «puede reforzarse un poco más», pero no precisamente en la parte de los testeos, que es en la que Uruguay está mejor. Señaló que la parte que se necesita reforzar es la de «rastreo de contactos», y «felizmente» el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, informó al GACH que se va a «contratar a 50 personas más» para trabajar en esta área.
DISMINUIR ACTIVIDADES SOCIALES
El último en tomar la palabra fue el profesor Cohen, quien insistió una vez más las medidas de mitigación para cortar la transmisión del virus. «Ya es un tema saldado la importancia de mantener distanciamiento físico», dijo y agregó que «hoy ya sabemos que los dos metros son una distancia de seguridad» porque «hay trabajos científicos que demuestran eso». «Cuando no podemos mantener la distancia física hay que usar la máscara de protección facial», continuó. Recogiendo trabajos realizados en Estados Unidos, Cohen dijo que «cuanta más gente use la máscara, sobre todo cuando están cerca, más protección tendrá la comunidad toda. Si no la usamos todos no vamos a proteger a la comunidad». Además, llamó a «minimizar el número de personas con quienes vamos a tener contacto» y pidió a la población no realizar grandes fiestas. «Es imprescindible disminuir las actividades sociales», apuntó. Según se manifestó brevemente en la conferencia, en Uruguay se descubrió hasta el momento que entre el 25 % y el 30 % de los positivos son asintomáticos, aunque estudios a nivel mundial hablan de que hasta el 80 % de los positivos serían asintomáticos, por lo que los avances científicos tecnológicos en Uruguay permitirán saber con más precisión, con el correr del tiempo, cuántos son efectivamente.