jueves 1 de diciembre, 2022
  • 8 am

Jauría de perros mató 57 ovejas y dejó a un productor decidido a abandonar la producción ovina

26 millones de ovinos fue lo que un día supo tener Uruguay en su stock, sin embargo en la actualidad es un recuerdo latente de lo que fuimos y de lo que será muy difícil volver a ser. Lamentablemente la producción tiene una seria de limitantes que tienen solución porteras afuera del predio y que a pesar de hablarse mucho del tema, muy poca respuesta se obtiene.
El pasado fin de semana, el productor Alberto Henderson se encontro con la presencia de una jauría de perros en su establecimiento atacando una majada de cría pariendo. La desazón y el desánimo superaron la pasión y el amor por la oveja, así lo expresó en el programa La Hora del Campo, en radio Tabaré, en la entrevista realizada con el periodista Luis Andiarena.
Henderson contabilizó hasta el día de ayer un total de 57 ovejas muertas y cerca de una docena más «en el CTI», es decir animales mordidos que dificilmente logren salvarse.
A pesar que el Código Rural establece que el propietario del predio y de los animales de producción puede eliminar a los canes que se encuentren dañando su majada, el productor explicó que «yo no estoy preparado y mi personal tampoco, para salir con un arma a cazar y matar perros».
Henderson dijo que luego de este lamentable hecho «he decidido dejar la oveja» y explicó que la cercanía al pueblo de Valentín, ha convertido este problema y los casos de abigeato en algo practicamente «normal» en la zona.
El tema, que no es nuevo, está golpeando fuertemente a este sector productivo, que tiene una fuerte incidencia en el pequeño y mediano productor. En su momento, el gobierno anterior creo la Comisión Honoraria de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba) pero no se le designaron los recursos necesarios, en la actualildad las nuevas autoridades hablan de ponerle fin al tema, sin embargo, en la práctica, poco y nada ha cambiado y mientras tanto se habla, el productor sigue perdiendo sus animales.