miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

Un sueño II

Juan Manuel Bartaburu
Para conocimiento de futuras generaciones y analizando las posibilidades de tener una Hidrovía, a corto plazo (no más de tres años) me imaginaré un viaje en el año 2046, para estar presente en la explosión de bengalas, para festejar los 100 años de la firma del primer acuerdo Argentino-Uruguayo, de la creación del complejo.
La imaginación me lleva a Punta del Este, lugar maravilloso, con su puerto sobre el mar y una hermosa marina.-Salimos de Puna del Este, en un barco mediano con intenciones de llegar a Termas del Arapey, vía marítima, para disfrutar el viaje, la pesca, las aguas termales y básicamente el entorno de una naturaleza hermosa y exuberante.
Pasamos por la Marina del Puerto del Buceo, luego por Colonia, Carmelo y ya divisamos varias embarcaciones, que venían de El Tigre, seguramente con destino a Federación, sobre el LAGO DE SALTO GRANDE, con intenciones de disfrutar de las termas y su entorno.-Nuestro arribo a la zona de Nueva Palmira, nos sorprendió, pues vimos un puerto de gran actividad y con barcos de ultramar.-Además encontramos numerosas barcazas, que llegaban de Uruguayana, Paso de los Libres, Monte Caseros, Bella Unión, con productos de Brasil, Argentina, Uruguay y también por el Paraná, desde Paraguay, Bolivia y Mato Groso en Brasil.-Innumerables barcos haciendo su carga en la zona en forma de alije.
Más al norte pasamos por Fray Bentos, con una Hidrovía funcionando a plena, con productos de varios países, que reactivaron puertos como los de Concepción del Uruguay de muy buen calado, así como Paysandú, Salto y Concordia.-Apuramos nuestra marcha para ganar turno en el cruce de las esclusas y llegar al lago, que era nuestro destino. Allí conocimos el puerto instalado en el Lago, para el servicio de sur a norte y de norte a sur, así como la utilización del puente hacia la Argentina. Está en las inmediaciones del Hotel Horacio Quiroga, con no más de 20 kilómetros para llegar a la ruta 3 y conectarse con todo el Uruguay. En el lago nos cruzamos con innumerables barcazas, cargadas de granos, yerba mate, te y maderas de Misiones, Corrientes y surde Brasil. Otras hacia el norte llevaban combustibles y otras productos líquidos en barcazas-tanques hacia Bella Unión y Monte Caseros, así como fertilizantes y otros productos pesados, (ahorrando la utilización de 50 camiones por barcaza) en un tránsito de bajo costo y muy ecológico. Barcazas con contenedores para el Paraguay vía Paso de los Libres y entrando a ese país por Encarnación-Posadas.
Nuestros lectores de SALTO, podrán dejar volar su imaginación y acordarse de que vía barcazas hacia Fray Bentos, se podría llevar nuestros productos de granja, más citrus, cannabis, los granos como soja, sorgo, arroz, arándanos por vía fluvial para cuidar su delicada estructura. Así como la lana que se embarcaba en Salto, hasta el año 1964. Este fué el último producto con destino a Montevideo que salió desde nuestro puerto en el siglo XX. Luego tuvimos nuestra primera experiencia del traslado en barcazas en el año 2001, hacia Nueva Palmira. El tonelaje de sorgo que se envió desde Calsal, ahorró más de 60 viajes de camión de alto costo.
Transitamos el Lago disfrutando de sus paisajes costeros.-Constitución con su puerto y una pequeña marina.-Federación con una marina de muchos barcos y veleros; muchos de ellos llegados desde El Tigre.-Belén, con su puerto y su servicio de conexión directo con Termas del Arapey, con muy buenos caminos.-Con su puerto y su marina y un servicio de carga sobre barcazas.-Más al norte Bella Unión con su puente sobre el lago, conectado con Monte Caseros.-En esta zona de Belén es famosa la pesca deportiva del dorado.
De modo entonces que la clara orientación de la ley consiste en adecuar al contrato de trabajo, favoreciendo al dependiente frente a una eventual pugna entre su derecho patrimonial y el del empleador, resolviendo así el difícil relacionamiento entre el contrato de trabajo y los derechos de propiedad intelectual.