jueves 8 de diciembre, 2022
  • 8 am

Grupo de madres aspira a concretar Centro de Rehabilitación para adictos de pasta base

Desde el año 2018 un grupo conformado por unas 20 madres salteñas, afectadas por la adicción a la pasta base por parte de algún hijo o familiar, han comenzado una lucha por lograr un centro de rehabilitación que atienda, contenga y ayude a salir del problema a sus familiares.
El grupo se ha denominado « Grupo de madres y familiares de caídos en la pasta base Salto» y el centro que pretenden instalar se denominará «Centro de Rehabilitación Salto (CE. RE. SA.)».
ELABORAN PROYECTO
Rosario Ugolino es una de las impulsoras de este movimiento, que ya tiene la palabra del Ministerio del Interior de otorgarle una chacra, en formato de comodato, en la Colonia Osimani, cuando obtengan la personería jurídica, que ya han comenzado a tramitar. Ugolino habló con el programa Webinar Periodístico y explicó que «el proyecto tiene muchas trabas de por sí, debido a que la droga está muy avanzada en Salto; Hay mucho dinero de por medio, pero hemos seguido trabajando, a pesar de la pandemia, que nos detuvo un poco, pero tuvimos que seguir adelante y trabajamos en conseguir un predio, y estamos lográndolo».
La activista explicó que «el Ministerio del Interior nos otorgará en comodato un predio en la Colonia Osimani, donde era la seccional quinta – vieja -. Ya hemos hecho las tratativas con el jefe y el sub jefe de policía, ya llevamos una arquitecta para poder armar un proyecto, donde la idea es hacer que los chiquilines tengan una internación a voluntad de la persona, y puedan tener trabajo, proyectos, estudios, talleres y atención sicológica y médica. También en la contención familiar, porque las madres queremos estar para apoyarlos y ayudarlos.
APORTES
Hay bien es cierto han recibido la ayuda de muchas personas, «debido a que este es un problema grave que tiene Salto», Ugolino explicó que «al principio nos entusiasmamos y creíamos en todas las promesas. Muchos políticos nos prometieron cosas que nunca salieron, que para nada nos ayudaron, no solo a nosotros, sino al proyecto en sí, porque la idea es poder sacar, no solo a nuestros hijos, sino a muchísimos jóvenes que están en situación de calle con este problema. Al momento de referirse a una fecha estimativa de cuándo podría estar concretándose su anhelo, Ugolino explicó que «No, si bien en el momento tenemos todas las esperanzas de que esto salga pronto, no podemos adelantar ninguna fecha, debido a que no somos nosotros los responsables de esto». Reconoció que una vez que CE.RE.SA. esté en marcha necesitarán mucha ayuda. “Pensamos tener animales, caballos, vacas, y que los gurises trabajen y con eso se mantengan, porque no pretendemos que nos den todos, pero en este momento lo que precisamos es el apoyo de toda la población, porque esto no es un bien propio, sino para todos y mas para esos gurises que están con el problema», dijo.