Jueves 22 de octubre, 2020
  • 8 am

Exportaciones de miel volvieron a superar las 10 mil toneladas

Los bajos precios de la miel, la menor producción y un mercado internacional deprimido había generado una fuerte caída en las exportaciones de miel desde nuestro país, sin embargo luego de varios años, Uruguay colocó más de 10 mil toneladas en el exterior de acuerdo a Christopher Lheritier, integrante de la Asociación de Exportadores de Miel (ADEXMI).
De acuerdo al empresario el volumen exportado fue favorecido por una buena cosecha y haber podido exportar mieles estockeadas de años anteriores. La producción en general superó las 11 mil toneladas y probablemente al cierre de 2020 se alcance las 13 mil toneladas exportadas.
“Es un avance. No podemos decir lo mismo de los precios, dado que el promedio de ventas fue el más bajo de los últimos años” explicó el exportador.
Lheritier detalló las principales variables que están incidiendo actualmente en el mercado de la miel, para un lado y para el otro del mostrador.
Por un lado la “mala cosecha de Ucrania”, que es uno de los cuatro mayores exportadores del mundo podría significar un punto positivo para las exportaciones y precios más firmes. Por otro lado las nuevas normas de etiquetado en España y Francia, le dan un plus a los apicultores de dichos países pero también es bueno para aquellos exportadores que mantienen una buena reputación.
Otro de los puntos positivos es el incremento del consumo durante el confinamiento de la población causado por la pandemia. Además en la mayoría de los países se comienza a aplicar la obligatoriedad de análisis para controlar la adulteración en India, lo cual debería restar algún volumen al mercado.
El nuevo standard de la miel en EEUU que incorpora parámetros que van contra las mieles adulteradas, también es un punto favorable, al igual que los países de América del Sur lleguen sin stock a la nueva cosecha, la cual empieza a fines de este año.
En contra está el posicionamiento de los envasadores estadounidenses que se encuentran con altos stock, por lo menos hasta finales del año. Además el ingreso de Vietnam a la Unión Europea con 0% de arancel, por el Tratado de Libre Comercio.
La recesión mundial también es un factor a seguir muy de cerca, porque a pesar de que los alimentos gozan de un buen estatus en la economía durante la pandemia, una agudización de la misma podría hacer bajar el consumo. Japón podría adoptar el mismo posicionamiento de la Unión Europea respecto a los resuduos a herbicidas de ahora en más y eso podría presionar el mercado a la baja.
A nivel local
Lheritier dijo que a nivel local, se mantiene viva la expectativa generada con el cambio de autoridades a nivel nacional y se espera “medidas que ayuden tanto al facilitamiento de las exportaciones de miel como de bajar los costos de producción. Por lo pronto el combustible no aumentó y el dólar está en un nivel aceptable, lo cual ayuda a la producción en general”.
Para el empresario el nuevo presidente de la Comisión Apícola, Nestor Causa, está haciendo un gran esfuerzo para avanzar en estos temas por lo que señaló que “hay que darle tiempo para hacer un balance de los logros”.
A nivel productivo, dijo que “ahora que las abejas salen desesperadas a trabajar esperamos que el clima ayude mientras vamos mirando de costado lo que pasa en el mundo con el mercado. Está movidito, aunque los compradores traten de aplacar los ánimos”.