Domingo 25 de octubre, 2020
  • 8 am

Que sea lo mejor para Salto

Gerardo Ponce de León
Por

Gerardo Ponce de León

129 opiniones

Por Gerardo Ponce De León

Si Dios quiere, en el próximo escrito, ya tendremos o sabremos, quien es el Intendente, los ediles y alcaldes, del departamento de Salto. Estas personas van a regir los destinos de todos los salteños durante 5 años; por lo tanto se tiene que pensar muy bien a quien le damos nuestro voto y a su vez tenemos o podemos pedirles, a quienes sean electos a que gobiernen para el departamento y no para sus intereses, que muchas veces no son los del pueblo.
Nuestra obligación, que también las tenemos, es de saber distinguir entre la realidad y promesas electorales. Muchos de los políticos son asesorados por gente que estudia y sabe (llamados asesores de campaña) lo que se tiene que decir, hacer para llevar a la gente a que le den su confianza, que no es otra cosa cuando le damos nuestro voto.
Después que se acuerden de lo que se prometió es otra cosa y todos sabemos que el pueblo, muchas veces, se olvida de lo que le ofrecieron y lo que están haciendo. Por lo tanto y más que un pedido es un ruego, de que pensemos muy bien a quien le damos nuestra confianza.
También tenemos que respetar el pedido o exhortación que nos hacen, la gente que sabe, de cuidarnos para que este acto cívico no sea una razón de brote del Covid-19. Usemos tapaboca, mantengamos las distancias, y si me cuido, estoy indirectamente y directamente cuidando a los demás. Creo que se pide el no “acarreo” de gente a los circuitos de votación. Se espera que se cumpla con una obligación cívica y democrática y que no sea, que no es el fin de este acto, una pérdida de todo lo ganado, hasta ahora, en la lucha que se tiene con esta pandemia, que está empezando a dejar sus secuelas a nivel mundial.
También se tiene que respetar la voluntad de la gente, es decir que los ganadores respeten a los perdedores y los perdedores respeten a los ganadores, ya que esto es la democracia. No podemos olvidar que es una elección libre, y se puede votar a un blanco, frenteamplista como colorado o cualquier otro candidato que se presente al cargo de Intendente, y si nadie me conforma no se vota a nadie, que es el voto en blanco. Pero antes de llegar a eso, me parece que tenemos que mirar, ver y decidir, ya que alguno de los candidatos puede tener virtudes que me lleve a darle mi confianza. Pongo los partidos para no poner nombres, ya que si me olvido de alguno, se me puede armar un menudo lio, sin que uno quiera dar motivos de resentimientos.
Me queda el desearles que tengan una buena elección y que el triunfador sea el mejor para todos. Les podría dar mi opinión, pero creo que no es mi obligación de hacerlo, ya que el voto es secreto y obligatorio; les podría decir tal tiene tales virtudes y tal otra, pero todo sería desde mi punto de vista, ya que no tengo actividad política y el sobre de votación, que no puedo pegarlo, Dios y uno mismo, sabrán a quien voto. No estoy en condiciones de llevar a nadie a que vote a tal o cual, ya que es de mi preferencia, y lo que quiero no tiene que ser lo mismo que pide otro ser humano, al candidato que le doy mi confianza.
Pero si miro a quien puede traer trabajo, orden, ahorro, paz y mire tanto al que tiene como al que le hace falta, que sea un buen padre de familia o una buena madre, es decir lo mismo que diría Don Bosco: “que sea un buen cristiano y honrado ciudadano”.
¡Ojo! que también se, que de promesas, falsedades y engaños. Hoy día, todos saben lo que tienen que hacer para sacar al departamento adelante, ¿pero lo harán?.
Les deseo de todo corazón que el domingo 27, tengan una buena elección.