Sábado 5 de diciembre, 2020
  • 8 am

El Frente Amplio ante la gran oportunidad

Álvaro Lima
Por

Álvaro Lima

218 opiniones

Dr. Álvaro Lima
Diputado FA Salto
Las emociones todavía nos pueden en un Departamento como Salto, que no se amilanó ante el intento arrasador de la dignidad humana que no logró quitarnos lo que buscamos durante tanto tiempo: conservar el Gobierno Departamental.
Hemos quedado posicionados desde la región norte del país, para afirmar los proyectos de desarrollo y calidad de empleo que fueron los ejes del programa de campaña del Intendente reelecto. Los números del pasado domingo 27, arrojan que la fuerza política obtuvo algo así como 3.000 votos más que en las nacionales de hace casi un año. Algo que nunca se había producido, esto es, que se aumentara el respaldo de la población de una instancia nacional presidenciable a otra de carácter departamental.
Naturalmente que la individualización del candidato fue determinante y ese escenario en tercios que sostuvimos desde los primeros días de diciembre de 2019; así lo confirma.
Y ha empezado a trazarse una transición con anuncios que profundizan la línea de trabajo comenzada en julio de 2015. La austeridad y las medidas tendientes a cuidar la economía de la Intendencia son cruciales.
Ello radica en una reducción de la presencia de cargos políticos en la conducción de las diferentes áreas tras el anuncio de modificar el organigrama funcional.
Nos parece muy auspicioso la presencia de menos direcciones, también la eliminación por segundo período consecutivo de las sub direcciones que otra vez estarán ausentes.
El Intendente reelecto Andrés Lima dispondrá de una nueva Junta Departamental, con calidad humana y capacidad, haciendo olvidar rápidamente lo tortuoso de ha significado el actual cuerpo legislativo, que jamás miró ni veló por los intereses comunitarios.
Desde el Gobierno Nacional ha quedado de manifiesto, en distintas instancias mantenidas por el entonces candidato del Frente Amplio y en otras por quien escribe al plantear iniciativas departamentales y legislativas en conjunto; la voluntad de colaborar y trabajar en coordinación.
Salto está siendo considerado como un lugar estratégico y de potencialidades interesantes desde las autoridades nacionales.
Así se nos manifestó por parte de algunos Ministros de Estado con quienes nos hemos reunido y confirmado en las instancias de discusión del proyecto de Presupuesto en el cual venimos participando.
A la nueva Administración no le costará generar un ámbito de diálogo constante, deponer los intereses partidarios procurando lo mejor para las familias salteñas.
Queremos aportar a esa relación de cercanía con la Intendencia y los Municipios, provocar en forma periódica acciones con las autoridades del Departamento y nacionales para facilitar y viabilizar las gestiones.
Por supuesto, no menos importante es el buen relacionamiento con la fuerza política para que participe del desarrollo de la nueva gestión que comenzará a finales de noviembre.
Afianzar la participación y autonomía en los Municipios será un aspecto esencial, acercando la ruralidad a la planificación mejorando la calidad de vida.
Después la experiencia seguirá conduciendo esa permanente recorrida por barrios y localidades que ya se ha consolidado como una principal característica.
La oportunidad está llegando y hacia ella se está yendo. Con las mismas ganas de hacer y avanzar. En otro tiempo y con otros nombres pero eso quizá lo vuelve más motivador. De eso, estamos absolutamente seguros.