viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

Latidos 4-10-2020

UN ETERNO PROBLEMA
Las veredas rotas, con baldosas salidas de lugar o sueltas, no solo constituyen un riesgo para quienes transitan por la acera, sino que son un peligro inminente para personas con dificultad para desplazarse, madres que empujan cochecitos con bebés, sobre todo cuando llueve y los baches se llenan de agua. Son muchas las veredas, -sobre todo en el centro-, que están en muy malas condiciones y no todas tienen el problema de las raíces de los árboles. Lo que debería haber es una intimación de parte de la Intendencia a que los propietarios de la vereda la reparen o vayan abonando en arreglo de las mismas mediante tributos municipales.
UN ESPACIO RECUPERABLE
Una familia concurrió a pasar la tarde al Parque Harriague, pero eligió ubicarse en la zona que está próxima a la pista de ciclismo. Si bien la naturaleza hizo su trabajo en esa amplia zona, todos coincidieron que el Parque se puede mejorar, sobre todo en cuanto a jardinería (corte de pasto) y otros atractivos como bancos y mesas. Hallaron en lugar muy desprolijo, con ramas caídas, falta de poda y corte de pasto y consideran es “una lástima” tener un parque de este tipo y no aprovecharlo como un destino turístico complementario al zoológico.
ESTACIONES SALUDABLES
Mucha gente utiliza las diferentes estaciones saludables que se disponen en varios puntos de la ciudad, sin embargo algunas de ellas han sido blanco de vandalismo. Si bien vecinos de las zonas donde hay este tipo de aparatos para hacer ejercicios, tratan de cuidarlos, muchas veces no llegan a percibir las acciones dañinas de algunos inadaptados que por el simple hecho de dañar rompen algunos juegos como en el caso del espacio que está en Costanera Sur y San Martín.
CÁLIDO Y FRÍO
No solo se refiere a uno de los temas musicales del venezolano Franco De Vitta, sino que se aplica perfectamente a la realidad climática de estos días. Entre el miércoles y el jueves la temperatura estuvo muy alta, tanto que mucha gente circulaba de short y remeras. Sin embargo este viernes el clima cambió y el frío y el viento retornaron. Un día de remera y otro de campera, así es la realidad de la variabilidad de temperatura que sino se está alerta ocasiona afecciones a nivel respiratorio.
PELIGRO INVISIBLE
Al margen de las advertencias mediante cartelería o del propio funcionario de la estación de servicio, hay quienes aún siguen manipulando su celular cuando acuden a cargar combustible. Está comprobado que las ondas que emanan del teléfono móvil cerca de una fuente combustible como lo es la nafta o el gasoil, puede provocar una explosión. Sin embargo, muy pocos lo saben y sobre todo los más jóvenes, ignoran este tipo de advertencia pero que pone en riesgo la integridad física y material de muchas personas. A tenerlo muy en cuenta.