viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

Estudio de asintomáticos en Salto, permite a conocer el grado de circulación del virus

A partir de marzo cuando se detectaron los primeros casos de Covid-19 en nuestro país, los laboratorios de la Universidad de la República (Udelar) y sus investigadores se apartaron de sus actividades habituales para comenzar a realizar diagnósticos y contribuir desde la ciencia universitaria al país en la emergencia sanitaria. Los laboratorios de la Udelar realizaron, hasta el momento, más de 20.000 tests. El Portal de la Udelar dialogó con investigadores de la Facultad de Ciencias, el Hospital de Clínicas y las sedes de Salto, Rocha y Tacuarembó de la Udelar al respecto.
ESFUERZO CONJUNTO
Los laboratorios de la Udelar contaban en su mayoría con todo el equipamiento necesario para hacer el diagnóstico, y en aquellos casos en que faltaba algún tipo de equipamiento se tuvo la suerte de que diferentes instituciones, -como por ejemplo INIA o el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable-, cedieron de forma voluntaria equipamientos a préstamo durante la emergencia sanitaria. Se paró el trabajo habitual para dedicarse a hacer el diagnóstico de Covid-19, y los estudiantes dejaron momentáneamente sus estudios de grado y posgrado para volcarse también al diagnóstico.
DIAGNÓSTICOS Y ESTUDIOS DE ASINTOMÁTICOS
Matías Castells, -investigador del Laboratorio de Virología Molecular de la sede Salto del Cenur Litoral Norte-, afirmó que los diagnósticos propiamente dichos se iniciaron el 31 de marzo, sin embargo, la preparación comenzó algunas semanas antes, entrenando al personal y poniendo a punto la metodología y el laboratorio, que paró sus actividades de investigación y quedó dedicado a este diagnóstico únicamente. El laboratorio está integrado por Rodney Colina, Matías Victoria, Fernando López, Leticia Maya, Andrés Lizasoain, Matías Salvo, Estefany Bertoni, y Matías Castells. La mayoría son egresados de la Facultad de Ciencias con formación de posgrado orientado a la Virología, cada uno tiene un rol específico en el proceso del diagnóstico. Castells expresó que para esta tarea “es fundamental contar con investigadores jóvenes, con una sólida formación y con muchas ganas; esto no solo nos ha permitido llevar adelante el diagnóstico, sino también complementarlo con investigación relacionada al SARS-CoV-2”.
PROYECTO FRONTERA
En este sentido, además del diagnóstico, el equipo desarrolla, de manera interinstitucional, varios proyectos de investigación. Entre ellos está el Proyecto Frontera, enfocado a estudiar los brotes que han surgido y puedan surgir a nivel de la frontera de nuestro país, a través de la secuenciación de los genomas completos. También un proyecto donde estudian las aguas residuales y termales en la ciudad de Salto, con un impacto directo en el monitoreo y control de la pandemia en esta ciudad. Por último, un proyecto de investigación para estudiar los asintomáticos en Salto, para conocer en profundidad el grado de circulación que tuvo el virus. Tener una cobertura de diagnóstico grande permite detectar la gran mayoría de los casos y un buen seguimiento epidemiológico ha permitido controlar de forma muy efectiva la pandemia, indicó Castells. La instalación de los laboratorios de diagnóstico a nivel regional permitió tener resultados más rápidamente en toda la zona del litoral y norte del país, debido a menores tiempos de traslado de las muestras y el aumento en la cantidad de test realizados específicamente para esta zona del país.