jueves 2 de febrero, 2023
  • 8 am

La pobreza en el Uruguay

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

119 opiniones

Por Gustavo Varela.
En los últimos años, el Frente Amplio, ha insistido machaconamente, con la idea que, han llevado a cabo una redistribución del ingreso en sus diferentes períodos de gobierno, que ha redundado, según la dirigencia de dicho Partido, en que muchas personas han salido de la indigencia y de la pobreza, por “acciones propias progresistas”.
A fin de 2019, los números (que ellos explicaban) indicaban que había 300.000 personas por debajo de la línea de pobreza, o lo que es lo mismo, un 8,8% de la población.
Sin embargo, la pandemia vino desnudar dicho relato, pues de otra manera no se puede explicar porqué en tan poco tiempo, ocurrió que aparecieran tal cantidad de “ollas populares” que asistieron a miles de compatriotas, que de otra manera no hubieran podido transcurrir los primeros momentos de la misma.
CERES (Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social) es una institución sin fines de lucro que se dedica al estudio de los problemas, a los efectos de brindar insumos para las distintas reformas a llevar a cabo en el Uruguay.- Al analizar el porqué de dicha situación, llegó a la conclusión que, si bien es real que muchas personas salieron de la pobreza en los últimos 15 años, el índice tan bajo que figuraba (8,8%) se debe a una forma no del todo correcta de medir la misma, pues sólo se tomaba el ingreso como medida de la pobreza.-
Pongamos un ejemplo.
Para el Instituto Nacional de Estadísticas, se era pobre en el Interior del País en 2019, si se ganaba $.9.200. En cambio si se ganaba $.9.201, ya no se era pobre, pues la pobreza se medía sólo repito en base al ingreso de las personas.- Nadie es su sano juicio puede pensar que por ganar $1 adicional, se pueda dejar de ser pobre.
Por eso dicho instituto plantea que la pobreza se pase a medir de acuerdo de otra manera, que sea complementario al método de ingreso, y de acuerdo a determinadas necesidades básicas.
O sea, se hace la pregunta, ese $1 adicional, te permite satisfacer algunas de las necesidades básicas que no lo podían hacer? En ese caso se sale de la pobreza en caso contrario, no.
Con ese método de medición, llega a la conclusión, que cuando el FA dejó el gobierno, no eran 300.000 los uruguayos que transitaban por debajo de la línea de pobreza, sino que la cifra trepaba a 500.000, en un universo de 3.500.000 de personas.- En porcentaje, de 8,8% de personas en la pobreza, se pasaba a un 14,7%.
15 de cada 100 Uruguayos viven en la pobreza.
Esa es la herencia que el FA deja en el Uruguay, luego de haber transcurrido por los mejores 15 años económicos de la historia.
Esto es para ir viendo que las estadísticas muchas veces son engañosas, y que muchas veces llevan a equívocos que a nada conduce, sino por el contrario, van escondiendo y disimulando situaciones que a mediano plazo terminan aflorando por si mismas, y que, corregirlas, conlleva la aplicación de muchos más recursos económicos, que muchas veces no los tenemos y por los cuales tenemos que pagar un alto costo financiero.
Esa frase en Salto la tenemos muy conocida, verdad?
El Cr. Damiani, siempre decía que “los números no mienten, los que mienten son los que hacen los números”, lo que es una máxima que se ajusta perfectamente a la idea que quiero trasmitir.
De estas cosas, van a ir apareciendo muchas perlas más, tanto a lo que hace referencia a hechos ocurridos en los gobiernos del FA en el pasado, como en cosas que ocurrieron en el ámbito departamental, que se deberán ir corrigiendo de a poco, de acuerdo a los recursos que tenga el País.
Ojalá que el gobierno nacional actual, no se le ocurra construir relatos ficticios.
Para el bien del País.