miércoles 8 de febrero, 2023
  • 8 am

“Huellas” nuevo libro publicado por Jesús Arbiza, docente de Filosofía, Pedagogía y Lic. en Psicología

Por Andrés Ferreira.
Jesús Arbiza nació en Salto el 28/02/1966 y es oriundo de Bella Unión, le gusta decir “vine a nacer a Salto, pero soy oriundo de Bella Unión, mis raíces están allá”. Estudió en la Escuela Pública Nº 3 de Bella Unión María Orticochea y en el liceo Nº 1 de esa ciudad Dr. Diego C. Muguruza. Luego de sus estudios primarios y secundarios emigró a la capital del país para ingresar en el Seminario Mayor Interdiocesano Cristo Rey de la Ciudad de Montevideo. Vivió 7 años en Montevideo realizando estudios de Filosofía (3 años) y Teología (4 años) para ser sacerdote diocesano de Salto. “La formación de los curas se hace en Montevideo, así era en mi época, no sé en la actualidad, una muy buena formación integral”, acota el invitado. Luego de sus estudios se ordena sacerdote el 28 de agosto de 1993 en la plaza de la ciudad de Bella Unión. “Momento muy emotivo y cargado de significación que cerró un ciclo” agregó. Luego desempeñó el trabajo pastoral en la parroquia San Eugenio de Artigas durante cuatro años. Trabajo con la catequesis, las comunidades eclesiales de base, los jóvenes, los scouts y otras experiencias que desarrollaron un compromiso muy grande con la gente.
ESTUDIOS EN ROMA
Después de esta experiencia pastoral se va dos años a Roma para estudiar en la Universidad Gregoriana de los Jesuitas una Maestría en Teología. “Era tiempo de conocer el mundo, otras culturas, otras experiencias de vidas, la cuna de muchas ideas y pensamientos” dijo. Se encontró con compañeros de toda América Latina, “éramos 67 compañeros en el Colegio Pio Latinoamericano de Roma, la ciudad más cosmopolita que conocí y también más anti Papa e Iglesia aunque viven de él” destacó Arbiza.
RETORNO A URUGUAY
Luego de esta experiencia se afinca en la ciudad de Paysandú (nuevo Paysandú), en la Casa Mons. Carlos Nicolini y atiende la Parroquia de Quebracho donde llega a ser párroco. Luego, enferma su padre y viene a vivir en la Parroquia Santa Cruz de Salto, acompañando a su padre con cáncer y trabajando pastoralmente con el padre Malet y Mons. Marcelo Mendiharat, su padrino, quien lo bautizó y casó a sus padres. “Recuerdo la amistad de mis viejos con Marcelo Mendiharat, uno de los pocos santos que conocí” añadió. “Cuando fallece mi viejo fui a Bella Unión como sacerdote para acompañar a mamá, trabajando en la comunidad Santa Rosa de Lima” dijo. En 2004 pide un año sabático y deja el ejercicio del ministerio sacerdotal, casándose en 2006 con Alexandra González. Estudio filosofía semi-libre en el I.P.A/I.F.D y se recibió de profesor de Filosofía en diciembre de 2009. Trabaja como docente de Filosofía en Secundaria y C.E.R.P. y el año pasado (2019) sacó la efectividad en Pedagogía en C.F.E. formación docente. Del 2013 al 2018 estudió psicología en la U.D.E.L.A.R. regional norte y se recibió de Licenciado en psicología en setiembre de 2018. “Todo con mucho esfuerzo y sacrificio, personal y familiar, nadie me regaló nada” destacó.
NUEVO LIBRO
Arbiza publicó un nuevo libro este año como fruto de la pandemia, el tercer libro que escribe, se titula “Huellas, Miradas Latinoamericanas. El Ayer de Nuestro Mañana”. “Huellas” trata de una larga historia que se nutre de muchos saberes y vivencias. “A lo largo de mi vida he conjugado el estudio académico de varias disciplinas: la Filosofía, la Teología, La Espiritualidad, la Psicología y ahora estoy ejerciendo como docente de Pedagogía y psicólogo. Trata de la conjunción de múltiples saberes: filosofía, teología, psicología, espiritualidad y pedagogía unidos en clave latinoamericana” informó.
“HUELLAS”
Consultado por cómo nace “Huellas”, Arbiza dijo “cuando estaba terminando la carrera de psicología un docente que vino de Montevideo sugirió recopilar los trabajos que habíamos hecho en la carrera y publicarlos como forma de registrar lo hecho, me gustó la idea, pero no sólo para la psicología, sino para las otras disciplinas que he estudiado, así de sencillo nace Huellas, como una recopilación de distintos trabajos escritos que realicé en distintos estudios académicos y contextos. Me preguntaba: ¿Qué une todos estos textos? Y me salió espontáneamente; Latinoamérica. Por eso miradas latinoamericanas. Es lo que une a todos esos textos. Pensar a Latinoamérica como una unidad en la diversidad política, psico-social, cultural y religiosa”.
ACCESO A SUS LIBROS
“Huellas” tiene un costo de $ 300 por el momento Arbiza lo está vendiendo en su casa. Ha publicado tres libros. “La Chispa” fue el primero y es una recopilación de distintas charlas que di a lo largo de 4 años en la Diócesis de Salto y otras Diócesis del país sobre espiritualidad. “La Chispa” es un libro de Espiritualidad. Luego surge el libro: “Una Amistad Transformadora”. “Es un estudio académico que realicé en Roma sobre Santa Teresa de Ávila y su experiencia de oración, me llamó mucho la atención esta monja española del siglo XVI por su experiencia mística y como en medio de una Iglesia patriarcal y machista desarrolló una vida y experiencia humana fantástica en la personalización de su fe” dijo.
PODRÍA ESCRIBIR MÁS LIBROS
Arbiza dijo que en su cabeza tiene muchos libros pensados para escribir, pero como proyectos realizables no tantos. “No es fácil escribir trabajando, estudiando y con familia, pero creo cada vez más estoy convencido que el registro escrito deja huellas y abre caminos a las nuevas generaciones” manifestó. “La Historia escondida de los vencidos, las hacen los manuscritos encontrados años y siglos después por curiosos investigadores que buscan dejar una huella de la historia de las derrotas, o quizá, de una historia mal contada” agregó.
INTERÉS POR LA FILOSOFÍA
Consultado por el interés que la sociedad pueda tener en leer sobre Filosofía, el docente dijo “siento que los jóvenes están hambrientos de vida y esperanzas y lo veo cada día en mis estudiantes, en los jóvenes con los cuales charlo mucho, intercambio, me ayudan mucho y me ayudaron, porque siempre trabajé con jóvenes a ver lo que yo llamo la simplicidad en la complejidad, los adultos vivimos aparentemente preocupados, ocupados, dispersos, tensos, inmersos en la roca de Sísifo que es la rutina diaria, vivimos en la complejidad, es común escuchar en los adultos decir – esto es muy complejo -, los jóvenes nos abren horizontes de vida, nos hacen perder los miedos, nos desafían, nos interpelan”.
PANDEMIA Y FILOSOFÍA
Acerca de la pandemia, Arbiza dijo que nos ayudará a todos en la medida de nuestras búsquedas a repensar muchas cosas. “Eso es hacer filosofía, es pensar en la vida y en la sociedad desde algunos textos interpelantes de otros momentos históricos, es poner palabra entre dos silencios” explicó.
DEMANDA DEL PROFESORADO DE FILOSOFÍA
Con respecto a la demanda que año a año hay para el profesorado de Filosofía, el docente dijo “mucha demanda, me sorprendo cada año con la cantidad de estudiantes que quieren hacer Filosofía como profesorado, son muchos y buenos, creo que hay una buena generación de docentes de Filosofía en secundaria, fruto de muchos esfuerzos y trabajos al respecto, yo creo que la Filosofía es fundamental en la formación del joven de hoy en este mundo tecnocrático y mercantilista que se nos viene”. “La Filosofía es anti dogmática por excelencia, problematizadora y creativa, ayuda a pensar cuestiones fundamentales que la sociedad fragmentada y pragmática en que vivimos no quiere pensar: la muerte, el tiempo, la libertad, la democracia se construye luchando contra el fanatismo y los populismos” finalizó.