Jueves 3 de diciembre, 2020
  • 8 am

Cinco imputados y cuatro condenados tras incautación de 460 kilos de cocaína en Salto

Ayer sábado se llevó a cabo la audiencia de formalización en la que declararon los nueve detenidos tras la incautación de 460 kilos de cocaína que fueron arrojados desde una avioneta a un campo ubicado al límite de Salto y Tacuarembó. El trabajo de inteligencia de la denominada “Operación Gallego” empezó hace dos meses y tuvo un resultado exitoso según las autoridades con la incautación de la totalidad de la droga, además de armas, dinero en efectivo y la detención de nueve personas. Del operativo participaron un total de 69 policías con una guardia fija de 23 que se turnaron día y noche para observar a distancia el movimiento de los delincuentes. Fiscalía de estupefacientes de primer turno, a cargo de la fiscal Mónica Ferrero, imputó a 5 personas por importación y posesión de estupefacientes. Se dispuso como medida cautelar la prisión preventiva hasta abril mientras continúa la investigación.
HUBO 12 ALLANAMIENTOS
Fiscalía informa que también se logró la condena mediante proceso abreviado de cuatro personas por asistencia al narcotráfico con penas de prisión en algunos casos, arresto domiciliario en otros y libertad a prueba. Estas últimas son personas colaterales en la operativa denominada “Operación Gallego”. En conferencia de prensa, el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, dijo que los 460 kilos de cocaína venían en 15 paquetes y el origen de la avioneta, presume la Policía, sería Bolivia. En el operativo, que incluyó allanamientos en Tacuarembó, Flores y Montevideo, también se incautaron armas y “elementos digitales”. En total se hicieron 12 allanamientos. Larrañaga dijo que el valor de esta cocaína “anda en el entorno de los cuatro millones de dólares”. El ministro consideró que esto fue un “golpe al narcotráfico grande, de la misma forma en que se está dando al tráfico chico en las bocas”. La droga fue incautada por la Dirección de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas tras una investigación de varios meses y 25 días de vigilancia continua en el campo donde fue descargada la cocaína, que tiene un valor inicial de 4 millones de dólares.