Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

“Mano dura”, Larrañaga y la reducción del delito

Dr. Pablo Perna
Por

Dr. Pablo Perna

54 opiniones

Por el Dr. Pablo Perna
Hoy hace más de un año que nos postulábamos como candidato a Diputado por el Departamento de Salto dentro de “Vamos Salto” con nuestra Lista 13. Si bien no pudimos lograr nuestro objetivo personal, sí logramos objetivos grupales; con casi 4.000 votos de salteños el Partido Colorado se posiciona en nuestro Departamento como segunda fuerza política más votada en el mes de octubre. Si hoy se tienen cargos a nivel nacional es gracias, primordialmente, al esfuerzo que muchos dimos en las elecciones internas de junio del año 2019, pero esencialmente en octubre y noviembre; mientras algunos dormían la siesta y miraban Netflix, otros caminábamos todo el Departamento defendiendo pública y de forma enérgica la causa, ideología y primordialmente a nuestro líder.
De las propuestas más fuertes que propusimos eran las relacionadas con la seguridad, que estaban a cargo de la “Comisión de Seguridad”, integrada por colegas abogados y especialmente por el ex Jefe de Policía de Rivera y Salto, Inspector General Heriberto Fagúndez, lo que estaré eternamente agradecido por sus aportes, enseñanzas y principios. Las propuestas quedaron públicamente resumidas detrás de unos de los eslóganes más controversiales de la campaña: “Mano Dura y Plomo”.
Proponíamos desde aquel entonces tres modificaciones legislativas: PRIMERO: Modificar el Art. 26 del Código Penal que regula la legítima defensa, para que la persona física o el propietario pudiera proteger su hogar, comercio y familia con mayor firmeza; SEGUNDO: proteger a la policía, modificando la ley de procedimiento policial, y TERECRO: Aumento de penas y limitaciones para que los presos no tuvieran livianamente los beneficios de obtener libertades.
Habiendo ganado el Gobierno de la Coalición se aprueba la LUC (ley 19.889) y recoge nuestras tres propuestas de campaña. Desde su Artículo 1º, se establece la modificación del Art. 26 del Código Penal que refiere a la Legítima Defensa; del Art. 43 al Art. 67 se modifica la Ley de Procedimiento Policial y la Ley Orgánica Policial estableciendo mayores protecciones a nuestra Policía; y del Art. 2º al Art. 42 y de los Arts. 68 a 87, se establecen modificaciones al Código Penal y al Código de Procedimiento Penal, donde se establecen aumentos de penas, se crean nuevos delitos y se coartan los beneficios para que formalizados o condenados obtengan libertades. Todo conforme a lo que habíamos propuestos y escrito previo a las elecciones en nuestra página oficial pabloperna.uy, la que aun hoy se encuentra disponible.
JORGE LARRAÑAGA desde el Ministerio del Interior, ha sido la persona designada por nuestro Presidente para ejecutar las medidas y modificaciones establecidas por el Gobierno. En sus primeros ocho meses de gestión, con políticas de las que se han denominado “Mano Dura”, se han reducido los homicidios, rapiñas y hurtos, conforme a lo que indica el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad en relación al mismo periodo del 2019.
El Frente Amplio que ayer protegía a BONOMI cuando todos los años aumentaba la delincuencia, hoy justifican la reducción del delito a la existencia del COVID 19, sosteniendo que existe menor circulación de personas y que las mismas permanece mayormente en sus hogares. Lo cierto es que con ese razonamiento tan básico, debieron de haber aumentado los delitos de “violencia doméstica”, pero en cambio también estos delitos han disminuido.
Si bien es muy apresurado en ocho meses extraer conclusiones sobre si la legislación prevista en la LUC tuvo incidencias directas sobre la reducción del delito, solo el tiempo lo dirá. Por ahora seguiremos apostando en lo que consideramos con total honestidad intelectual lo que es correcto para combatir la delincuencia, aunque no nos guste decirlo.