Miércoles 2 de diciembre, 2020
  • 8 am

Se intensificaran los controles en Salto para prevenir el abigeato

La Ley de Urgente Consideración (LUC), aprobada recientemente. establece que “el que faenare clandestinamente cualquier animal cuya carne se destine al abasto, industrialización o comercio será castigado con pena de seis a 24 meses de prisión”. El objetivo de esta medida es establecer mayores exigencias para combatir el abigeato, al tiempo que se asegure la inocuidad de los alimentos.
En los últimos días hay quienes se han expresado a favor y en contra de esta normativa, con argumentos sólidos, que han generado un importante debate. El senador nacionalista Sebastián da Silva expresó que el aumento de restricciones para el combate al abigeato lleva a exigencias “ridículas”. En referencia a la sanción de faenas en predios que no estén habilitados.
Citado por radio Sarandí, da Silva señaló que “se dan situaciones absurdas, como en centros poblados que no tienen carnicerías y no pueden comprar un consumo ovino. O la zafra de fin de año, porque hay gente que cría lechones y corderos, y tiene una zafrita para tener un poco más de ingresos”, señaló.
Da Silva exhorta que se disponga “de forma urgente” de “un procedimiento que lleve tranquilidad” a los uruguayos afectados y propone la “confección de un talonario de tickets de faena casera” que se expedirá como las guías de tránsito de semovientes en las comisarías
El presidente del INAC, Fernando Mattos, dijo en recorrida por varios puntos del país, que la venta informal del productor al consumidor. “No es un canal adecuado, vamos a llamar a la conciencia y colaboración de las gremiales para que les transmitan a sus asociados, porque es totalmente irregular”.
En principio y con respecto al planteo realizado por un Senador, como una medida paliativa para este año, Mattos dijo que “como Poder Ejecutivo entendemos que no se puede reglamentar lo que es irregular” y anunció que en los próximos días se realizará el anuncio de una «solución paliativa».
Para el principal de INAC, “la faena clandestina es el paso previo para el abigeato y si andamos comercializando y transitando con carne, por ahí es muy difícil controlar la situación”. Mattos recordó que la “faena en el predio” del productor “está autorizada para el consumo predial”.
En este sentido dijo que “en la medida que salimos del establecimiento con un cordero faenado, cosas que todos hacemos o hemos hecho por lo menos una vez en la vida, y todo el mundo transita con eso y no tenemos ningún documento, pero en definitiva es un transito irregular de carne y que puede ser objeto de una fiscalización”.
Por su parte el titular del MGAP, Carlos María Uriarte, declaró a El Observador que “la intención de este gobierno jamás va a ser obstaculizar. Pero sí poner orden y saber diferenciar los que son productores y los que se aprovechan de lo ajeno”, afirmó.
Salto
A nivel del departamento de Salto, fuentes policiales confirmaron a CAMBIO, que se ha comenzado a intensificar los controles a nivel de rutas y caminos para reducir la incidencia del abigeato en esta época del año.
En este sentido, se dio a conocer que en aquellos casos donde se detengan vehículos con carne, se investigará su procedencia, pero que en definitiva el objetivo es detener el abigeato, o sea identificar aquella carne malhabida y realizar los procedimientos correspondientes.