Domingo 7 de marzo, 2021
  • 8 am

Uruguay logró US$ 450 mil para desarrollar moscas genéticamente editadas para combatir la bichera

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) le ha otorgado a Uruguay y Brasil la mayor parte los financiamientos para el sector agroindustrial del Mercosur. En este sentido el país norteño accedió a 913 millones de dólares, mientras que Uruguay lo hizo por 750 millones, por su parte los socios restantes, Argentina accedió a 350 millones y Paraguay a 300 millones de dólares.
Uruguay
El destino de los créditos del BID, con tasas subsidiadas, en nuestro país se destinaran a dos grandes líneas de trabajo. En primer lugar INIA desarrollará “linajes infértiles de Cochliomya hominivorax, la mosca causante de la bichera, en tanto que el segundo préstamo será destinado a la construcción de la línea ferréa entre Montevideo y Paso de los Toros.
Uruguay ha venido en los últimos años trabajando en un programa para alcanzar la erradicación de la bichera, principalmente en los ovinos. Se estima que las pérdidas directas anuales ocasionadas por la miasis son cercanas a los 48,8 millones de dólares incluyendo la mano de obra para el tratamiento, la mortalidad del ganado y los productos para curar a los animales afectados.
El plan de trabajo generado hasta el momento se realizó en base a la experiencia previa, de la liberación de machos estériles en la frontera Uruguay-Brasil. Con ejemplares procedentes de Panamá. En este sentido, de acuerdo a la información recabada por CAMBIO, sería está la opción más respaldada en el grupo ejecutivo de trabajo organizado por el MGAP en la pasada administración; además contaría con el respaldo anunciado por el Embajador de Estados Unidos en Uruguay, en la pasada edición de la Expo Prado.
Sin embargo este no ha sido el único sistema que se discutió en el grupo ejecutivo, también estuvo la propuesta del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) para el desarrollo de moscas genéticamente editadas, que permitan erradicar la bichera.
De acuerdo a la información recibida en nuestra redacción, el BID otorgó este año 2020, un financiamiento de 450 mil dólares para el desarrollo de moscas genéticamente editadas en escala piloto, mediante la tecnología CRISPR, para controlar y erradicar el gusano barrenador del ganado (GBG) en el país. El proyecto en total insumirá US$ 1.550.000, de los cuales el Estado pondrá una contrapartida de US$ 1.100.000.
Este desarrollo estará a cargo del los investigadores del INIA, quienés serán los encargados de desarrollar linajes infértiles de Cochliomyia hominivorax editados genéticamente para intentar suprimir la población del insecto responsable de producir miasis.
El segundo proyecto que será financiado por BID Invest se trata de una línea de 300 millones de dólares para construir un ferrocarril de 272 kilómetros que una Montevideo con Paso de Los Toros. Tal inversión fue una de las condiciones solicitadas por la compañía finlandesa UPM para construir una nueva megaplanta de celulosa de eucaliptus en Uruguay con una inversión inicial de 2700 millones de dólares.


Préstamos del BID en la región

Brasil recibió un crédito por 700 millones de dólares destinado a desarrollar una “economía verde que aproveche todo el valor de una foresta productiva permanente para que se pueda, con el apoyo de las nuevas tecnologías modernas de la industria 4.0, aprovechar los activos biológicos y la biomimética de la biodiversidad de la Amazonía”. BID Invest facilitó además una línea de préstamo de hasta 40 millones de dólares a la compañía brasileña Delta Sucroenergia con el propósito de que la empresa pueda retener stocks de bioetanol cañero cuando los precios internacional del biocombustible no sean atractivos. También proveyó financiamiento a diez años, con un plazo de gracia de tres años, por 173 millones de reales a las empresas Caramuru Alimentos y Rumo para la ampliación de las instalaciones de una terminal localizada en el Puerto de Santos.
En Argentina, el BID habilitó un crédito de 350 millones de dólares para que Coviar implemente un “Programa de Vitivinicultura Inteligente”, para la incorporación y adopción de tecnología 4.0 y el manejo integral, eficiente y sostenible de los viñedos”.
En el caso de Paraguay, el BID tiene en etapa de evaluación un empréstito por 300 millones de dólares “apoyar al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en la preparación de una estrategia de modernización y actualización para atender a la población y productores agropecuarios de una manera eficiente y sostenible”.