Jueves 21 de enero, 2021
  • 8 am

Alarma por significativo aumento en adolescentes en consumo de estrógenos para rendimiento físico

Por Mario Sancristóbal.
En los tiempos que corren hay varias problemáticas que están instauradas en la sociedad y que son perjudiciales para la salud. Uno de los tantos problemas que se presentan es el consumo abusivo por parte de jóvenes y adolescentes de los llamados batidos energéticos , proteínas sintéticas o incluso de testosterona o estrógenos. Para conocer esta realidad que está instalada como “moda” entre los jóvenes , ya que se tiene la falsa convicción que les proporciona un crecimiento muscular importante, CAMBIO consultó con el Dr. Hernán Basso, Médico Deportólogo, quién aportó su opinión sobre este tema.
AYUDAS EN RENDIMIENTO
Ante la consulta si se constata un aumento en el consumo de este tipo de sustancias, Basso dijo que efectivamente se tiene conocimiento de que hay un aumento significativo del consumo de las ayudas ergogénicas como se las denomina. “En el deporte se define esto como una técnicosustancia empleada con el propósito de mejorar la utilización de la energía y fundamentalmente se hace para promover cualidades físicas del deportista como son fuerza, velocidad y coordinación.
Esto puede resultar positivo para algunos deportistas, sin embargo hay casos donde pueden ser inefectivas y perjudiciales al ser administradas sin control por personas sin formación y sin conocimiento médico”, explicó. La variedad de productos es grande, desde bebidas estimulantes, batidos proteicos, creatina, elecarditina hasta llegar a las hormonas como los estrógenos y progesterona. “Y es el público adolescente en este caso el que más ha aumentado el consumo sobre todo de las bebidas energizantes y los concentrados proteicos. Aunque no debemos olvidar que se aprecia también un aumento de consumo de esteroides anabolizantes que son los compuestos relacionados con el consumo de testosterona”.
CONSECUENCIAS ADVERSAS
Por este consumo abusivo existen perjuicios inmediatos y a futuro y también hay efectos secundarios por el consumo de este tipo de productos por ejemplo de los suplementos con proteínas que pueden provocar síntomas gastrointesinales sobre todo como gases náuseas vómitos diarrea y en aquellas personas con problemas de riñón pueden generar un problema de insuficiencia renal aguda por el consumo elevado de la cantidad de proteínas y hasta incluso la aparición de cálculos renales. También se puede dar sobrecarga hepática y renal incluso a largo plazo puede aparecer descalcificación lo que aumenta el riesgo de osteoporosis y deficiencia de vitaminas y minerales.
Otro problema es en el consumo de hormonas esteroideas por ejemplo es que pueden provocar acné, atrofia testicular, ginecomastia, alteraciones graves del hígado como tumores y perjuicios de riesgo como hipertensión, miocardiopatías , arritmias y hasta trombosis.
ALERTA A LOS PADRES
Para Basso es fundamental que los padres, -así como los entrenadores-, los preparadores físicos y también nosotros los especialistas en Medicina del deporte , debemos estar muy atentos al consumo de este tipo de productos e instruir a los deportistas adolescentes dando instrucciones precisas en caso de que se quiera utilizar este tipo de productos y los riesgos de su utilización en forma indebida. “Hay que saber con exactitud que sustancia o producto se consume y su procedencia , aprovechando las consultas con el Médico de adolescentes, con el Nutricionista o en la ficha médica deportiva o con los especialistas del deporte para hablar sobre este tema. Somos concientes que las ayudas ergogénicas están presentes en el medio deportivo, se utilizan y tienen sus beneficios sobre todo en los atletas de alto rendimiento”.
PRODUCTOS DE MODA
Como reflexión final hay que reconocer que este tipo de productos están de moda y que prometen resultados que no siempre son los esperados por lo que hay que consultar con los agentes de salud previo a su utilización para un correcto manejo de los mismos y así obtener una correcta indicación en caso de ser necesaria su utilización