Sábado 24 de julio, 2021
  • 8 am

Latidos 11/1/2021

OLLAS

Se ha iniciado un nuevo año y las esperanzas se renuevan para muchas personas. Aunque también debemos mencionar que para muchos la rutina no ha variado. Y son aquellos salteños solidarios que siguen al frente de las ollas y merenderos brindando su esfuerzo y trabajo para que otros muchos coterráneos puedan seguir teniendo su porción de alimento y merienda. Una realidad que golpea duro pero que no se debe dejar de lado, ni por la sociedad y mucho menos por las autoridades nacionales y departamentales. En momentos de dificultades es cuando se ve la unión entre los ciudadanos y la grandeza de los pueblos. ENTRADA Un visitante nos hizo saber su visión sobre la impresión que se tiene cuando se llega a nuestro departamento viviendo desde el sur del país. “Uno espera llegar a una ciudad pujante y que cuando ingrese esa pujanza se vea reflejada en los accesos a la ciudad y sin embargo se encuentra con una visión que con respeto lo digo, es deprimente” “Yo supe visitar Salto en otros tiempos y desde hace mucho tiempo se ha visto un desmejoramiento en el acceso a la ciudad, más que nada porque se debe transitar por frente a un cúmulo de puestos de vendedores populares que no deja la mejor impresión al viajero que llega por estos lares”. TERMAS Por suerte para aquellos abnegados empresarios y comerciantes de la zona de Termas del Daymán, la afluencia de turistas, sin ser nada descomunal, les ha permitido seguir adelante con su trabajo y más que nada ocupando mano de obra local que durante muchos días del año anterior estuvo ociosa debido al cierre de ese centro termal. Un conocido empresario de la zona del rubro gastronómico indicó “si bien no es para tirar manteca al techo, por lo menos seguimos en actividad y no se ha constatado que en el centro termal se haya producido algún brote de Covid, seguimos aferrados en forma estricta a los protocolos esperando la situación mejore”. PISCINAS En estos tiempos de calor sofocante, se extrañan las piscinas barriales, que debido a una decisión adoptada por la Comuna, permanecen cerradas. Se puede estar de acuerdo o no con la medida, pero no se puede dejar pasar el hecho de que muchos niños de todos los barrios de Salto, encontraban en ellas una actividad a la que hoy no tienen accesos y no hay alternativas visibles para la misma. AGLOMERACIONES Como cada semana, nos enteramos que se han producido aglomeraciones, en distintos lugares de la ciudad y también en algunas localidades del interior del Departamento. Nos parece una obviedad volver a repetir que seguimos en Emergencia sanitaria y que hay que extremar los cuidados y apelar a la responsabilidad ciudadana. ¿Es tan difícil entenderlo? ¿O quizás pensemos que no nos puede pasar?